X
El guiño >

Tamara del Pino Encinoso: “La imagen ayuda si hay una buena comunicación”

   

Tamara del Pino Encinoso

Tamara del Pino Encinoso, presidenta de Nuevas Generaciones del PP de Tenerife. | DA

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Es una gran promesa del PP de Tenerife. Ya no está en la edad del pavo, sino en la de la gaviota. Tamara del Pino Encinoso se siente joven y realmente lo es. Como presidenta insular de Nuevas Generaciones, levanta puentes de transición entre la renovación y la continuidad de “un proyecto consolidado que precisa de una adaptación permanente a las exigencias de la sociedad”. Puede que uno de los secretos de la juventud esté en el pan de Arafo.

-¿Hasta qué edad se es joven?

“¡Eh! Se supone que hasta los 30 años”.

-Hablemos de otra cosa…

“Ese es el límite para ser militante de las Nuevas Generaciones”.

-¡Ah! Es una cuestión política…

“A partir de ahí se pasa directamente a la organización del Partido Popular”.

-¿Las relaciones con los mayores del partido son llevaderas?

“Buenísimas… Trabajamos de la mano. Además, esa relación es visible”.

-¿El espíritu joven lo han intentado trasladar a los órganos de decisión del PP?

“Sí. Y creo que en el partido nos toman muy en cuenta”.

-¿Por las cuotas?

[Risa] “No solo por eso”.

Tamara del Pino Encinoso

Tamara del Pino Encinoso. | DA

-Intuyo que, para los jóvenes, la renovación es fundamental…

“En todos los aspectos. Renovarse es importante y necesario”.

-¿No hay jóvenes que son viejos?

“Bueno…”

-De ideas…

[Sonríe] “Si se sienten así, ¡qué le vamos a hacer!”.

-¿Qué harías si fueras invisible?

“¡Uf! Me metería en un montón de sitios a cotillear”.

-Te queda mucho para llegar a ser la vieja del visillo…

[Risas] “Dame tiempo”.

-¿Te colarías en algún despacho?

“No hace falta”.

-¿Qué sobra en el PP, aparte de los sobres?

[Carcajada] “Yo no creo que sobren los sobres”.

-¿No?

“No que no crea que sobren los sobres, sino que no creo que en el PP haya sobres”.

-Algunos sobres son legales…

“Los de los votos”.

-Buena respuesta…

“Como lógicamente simplificamos, cuando hablamos de sobres se nos ponen los Pelos de Punta [PP]”.

-¿Aquí cómo endulzan el café?

“Tenemos agua”.

-¿Y azúcar de sobre?

“También. Es lícito utilizar sobres. El problema es lo que hay dentro [algunos ya le echan sacarina, por si acaso]”.

-¿Qué ves cuando te miras?

“Pues, veo a una persona joven, obviamente, que tiene ganas de hacer cosas… Estoy muy contenta con el momento que estoy viviendo, porque me apasiona lo que hago y soy feliz por ello”.

-¿Te pones seria con Soria?

“Soria es un muy buen presidente del PP de Canarias”.

-¿Tiene muchas luces?

“Sí”.

-Montoro se las quiere fundir…

“Mucha gente se las quiere fundir, pero tiene un gran foco”.

-Y Manuel Domínguez [presidente insular] ¿qué?

“De maravilla”.

-Él es alcalde de Los Realejos y tú ejerces de concejal en Arafo. ¡Qué tal!

“Hemos pasado por momentos muy delicados y ahora estamos empezando a respirar. Me encuentro muchísimo más tranquila, más sosegada y gestionando”.

-[Jesús Pizano, jefe del prensa del PP de Tenerife, requiere nuestra atención] ¿Qué?

“¿Pueden mirar un segundito? Perdón por la interrupción. Clic, clic…”

-¡Ay!, el foco de Soria…

“Jajaja…”.

-¿La imagen es importante?

[Se acaricia el pelo] “La imagen ayuda, indudablemente. Pero si no comunicamos correctamente lo que estamos haciendo corremos el riesgo de que se distorsione”.

-Quedan dos años de legislatura… ¿Ha comenzado la cuenta atrás para la recuperación de la confianza perdida?

“No nos podemos relajar… Nos hemos tranquilizado, estamos más sosegados y vamos a trabajar en otro tipo de cosas. Hay mucho camino que recorrer”.

-¿Que no harías nunca en política?

“Pues, por ejemplo, abusar del dinero que no es mío”.

-¿Qué es lo que te divierte?

“El día a día. Yo me despierto con muchísima ilusión. A mí no me cuesta levantarme a las siete de la mañana para ir al Ayuntamiento y hablar con la gente. Es que si eso me provocara un esfuerzo no me dedicaría a la política”.

-¿Tan bueno es el pan de Arafo?

“Está muy rico, de toda la vida”.

-¿Cuál es la fórmula?

[Risa] “Es un secreto, como la Coca Cola”.

-O sea que no es una leyenda…

“En absoluto… También se nos conoce por la música. Somos un pueblo muy cultural”.

-¿Vamos al patio?

“Venga”.

-Me has abierto el apetito…

“Cuando quieras… Te invito a un bocadillo del bar de Chicho [risa]. Son muy famosos”.