X
sucesos>

Un temporal de lluvia y viento llega a las Islas y durará hasta el viernes

   

Imágen de satélite donde se aprecia el frente frío que azotará Canarias estos días. | DA

Imágen de satélite donde se aprecia el frente frío que azotará Canarias estos días. | DA

VICENTE PÉREZ / JOSÉ L. CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Los meteorólogos y aficionados al tiempo venían siguiendo su pista desde hace una semana, y ahí lo tenemos: un nuevo temporal que barrerá el Archipiélago de este a oeste, con lluvias y vientos generalizados, que pueden alcanzar 30 litros por hora y 100 en 12 horas, acompañados de tormentas, y vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

Se trata de una vaguada que forma parte de un extenso frente frío con miles de kilómetros de extensión desde las islas británicas hasta más al sur de nuestras latitudes. Esta línea de mal tiempo, muy activa, se tomará más tiempo de lo habitual en atravesar Canarias, debido a que se verá refrenada por una masa de aire cálido y húmedo en altura, por lo que las precipitaciones intensas se podrán dar hasta el viernes, según explicó ayer el director provincial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Victor Quintero.

La agencia ya dio para ayer avisos en las islas más occidentales por vientos y mal estado del mar, situación que hoy se extiende a todas las islas, pero con aviso naranja (nivel 2 de 3, o sea, riesgo importante) porque las rachas aumentarán de fuerza en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y por la tarde noche llegarán ya las lluvias por La Palma y El Hierro, que están también en aviso naranja. Esta predicción ha determinado que el Gobierno canario declarara la alerta en la provincia, por vientos, a la espera de cómo evolucione el tiempo.

Y las previsiones oficiales apuntan a que mañana los chaparrones intensos afectarán ya a toda la provincia occidental y a Gran Canaria, islas donde hay avisos naranja y amarillo por todos ese cuarteto de meteoros que dominarán el tiempo estos días: lluvias, tormentas, viento y olas. La situación remitirá en la primera mitad del día el viernes.

“Los ciudadanos deberán estar atentos a los avisos que dará la Aemet a las posibles alertas del Gobierno canario, porque de amarillo se podría pasar a naranja en cualquier momento en algunas zonas”, advirtió ayer Quintero, quien además previno de que los umbrales de lluvia y rachas previstos con carácter general podrían superarse en algunos puntos debido a las características orográficas. El responsable del centro meteorológico quiso dejar claro que no se trata de ninguna tormenta tropical como el Delta, y matizó que no puede achacarse al cambio climático el que en las últimas semanas Canarias se haya visto afectada por lluvias fuertes en varias ocasiones. “Lo que sí se puede constatar es una cierta tendencia a un ligero aumento de los episodios de lluvias muy intensas o intensas en los últimos años, pero hace falta una perspectiva temporal mucho mayor para hablar de cambio climático”, sentenció.

En este contexto, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario, Juan Antonio Santana, afirmó ayer que existe “buena coordinación” entre las administraciones públicas ante situaciones como esta, aunque se trata, dijo, de “fenómenos bastante imprevisibles en cuanto a su comportamiento, y para los propios meteorólogos es difícil predecirlo, hasta el punto de que en muchas ocasiones la Aemet informa cuando ya el fenómeno está ocurriendo”. “Tomaremos las medidas adecuadas porque van a venir vientos y lluvias intensas”, apostilló al término de una reunión de la Comisión Autonómica de Protección Civil.

alerta máxima

Miles de kilómetros de frente frío
La vaguada de aire frío forma parte de un frente muy alargado en altitud, que mide miles de kilómetros, desde las islas británicas hasta latitudes al sur de Canarias (ver la imagen superior). En el mapa de la derecha, elaborado por la Aemet, puede observarse la posición de la línea de mal tiempo, y la intensidad de lluvias prevista para las 13.00 horas de mañana. El color amarillo indica precipitaciones de 20 litros por hora, y el verde, de 30. El director territorial de la Aemet, Víctor Quintero, apunta a que existe entre un 70% y un 90% de posibilidades de que caigan chubascos de esta fuerza, e incluso mayores localmente por el abrupto relieve insular, que dispara el crecimiento de las nubes en estos casos.