X
Santa Cruz de Tenerife >

Tributo al primer presidente del Cabildo en el cementerio de San Rafael y San Roque

   

homenaje presidente del Cabildo Eduardo Domínguez Afonso

Familiares del homenajeado y miembros de la asociación pro cementerio, junto a la tumba. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Bajo una intensa lluvia, el histórico cementerio de San Rafael y San Roque acogió ayer un emotivo homenaje a quien fuera primer presidente del Cabildo tinerfeño, Eduardo Domínguez Afonso, de cuyo fallecimiento se cumplen 90 años. Un tributo organizado por la asociación pro restauración de este camposanto, y que se convirtió en un nuevo acto reivindicativo de este monumento, tras décadas de abandono y expolio pese a que en él reposan los restos de casi 40.000 personas que recibieron sepultura desde principios del siglo XIX hasta los pasados años 30.

A la sencilla ceremonia asistió una biznieta del homenajeado, Guadalupe Domínguez Sierra, y una tataranieta, Antoinete Castro, quienes agradecieron este recuerdo de la Asociación del Parque Funerario de San Rafael y San Roque a su antepasado, al que no conocieron personalmente, al tiempo que desearon que este camposanto sea restaurado como merece su valor histórico.

Guarecidos en una pequeña capilla, la veintena de asistentes -entre ellos ningún representante de los gobiernos insular y municipal, pese a que fueron invitados- escucharon un recital a cargo del poeta José Javier Hernández y la soprano Isabel Bonilla, y una semblanza biográfica de Eduardo Domínguez, por boca del vicepresidente de la asociación, Carlos Benítez.

El homenajeado, médico, nació en Arona en 1840. En 1876 fundó el Establecimiento de Segunda Enseñanza de Santa Cruz. Fue concejal del Consistorio capitalino, diputado, y, entre 1913 y 1916, presidente del Cabildo. Murió en esta ciudad el 2 de diciembre 1923. Su biznieta y la presidenta de la asociación, Teresita Laborda, depositaron en su sepultura una corona de flores, junto a la diputada regional del PP y concejal Cristina Tavío, quien reiteró el compromiso de su partido para rehabilitar este camposanto “y que sirva para ese esplendor que necesita nuestra capital, pues no se puede olvidar nuestra historia”. Asimismo intervino el presidente de la Peña Salamanca, Francisco Díaz, quien confesó su “vergüenza” por el abandono del cementerio y propuso una manifestación para exigir su restauración. Quisieron también estar presentes Alfonso Morales, de la Real Academia de Medicina, y José Delgado Salazar, de la Tertulia del 25 de Julio.