X
da2 > Yo, tu, ella

Xiomara Méndez: “La suerte no sirve para buscar empleo”

   

<
>

Sesión fotográfica de AIRAM ABELLA


VERÓNICA MARTÍN | Santa Cruz de Tenerife

Espabiladilla es su nick en Twitter. Ya solo eso es una forma de presentar a Xiomara Méndez, la creadora de uno de los blogs con más utilidad en estos tiempos www.enbuscade.org, una web para facilitar información a todos aquellos que están en el proceso de búsqueda de empleo activa. Activa también es una palabra clave en su vida. Méndez se define enamorada de la formación continua y muy crítica con las administraciones públicas que se dedican a esto del empleo.

-Con el nick de Twitter @espabiladilla… problemas de autoestima usted no tiene, ¿verdad?

[Sonríe un poco más de lo habitual que es casi siempre] “Estuve antes en Twitter que en el blog y usaba ese nick. Una vez que abrí la web, decidí mantener ese nombre como firma. Ahora, cinco años después, tanto yo como las redactoras del blog estamos saliendo a la luz…”.

-Para haberlo usado tanto y seguir utilizándolo, tiene que tener algún significado…

“En realidad, una persona muy importante para mí me llamaba espabiladilla siempre y luego lo adopté como firma. El blog empezó a tener muchas visitas y no dejé de usarlo y no quería poner mi nombre y apellido porque quería que los importantes fueran las personas protagonistas de mi blog: las que buscan empleo. Yo solo ponía el soporte a los sueños de otros. Luego, por temor a que la gente te juzgue… quizá mantuve el anonimato durante unos años”.

-¿Temor a qué?

“Bueno, en Internet pasa de todo. Hay gente que no entiende muy bien lo que es enbuscade.org y piensa que somos parte de la Administración y nos insultan. Una vez me hicieron una entrevista por la tele y una persona vino a traerme el currículum…”.
-¿Por qué han decidido ahora cambiar de estrategia?

“Ahora tanto yo como las redactoras del blog damos la cara, hemos puesto nuestras fotos y biografías porque es el momento de profesionalizar el blog y diferenciarnos porque en Internet también hay mucho timo”.

- Su idea era hacer un blog para cambiar el mundo… justo en el momento del inicio de la crisis, ¿lo ha logrado?

“No, pero contribuyo. Estudié Trabajo Social y lo que más me apasionaba era el mundo del empleo, que no suele ser lo favorito de mis compañeros de carrera que valoran más otras visiones. Como salí de la Universidad en época de bonanza, no tardé en encontrar trabajo. Eso sí, cuando viví el desempleo en carne propia me di cuenta de que el sistema no funcionaba…”.

-¿Qué se puede encontrar en enbuscade.org?

“Oportunidades de formación y de empleo para toda Canarias y, además, una guía de recursos para personas que se encuentren en fase de búsqueda activa de trabajo”.

-¿Cuál fue el germen de esta pasión?

“Desde que estudiaba en la Universidad, redactaba correos electrónicos con ofertas de trabajo e hipervínculos y lo enviaba a mis contactos y cuando conseguí trabajo decidí hacerlo en un blog para todo el mundo”.

-¿Ayudaba a sus amigos a buscar empleo?

“En realidad ese no era el objetivo, mi intención era que reenviaran el correo a todo el mundo pero me di cuenta de que si había algo que les interesaba a ellos, no lo reenviaban. Tengo claro que el empleo no depende del azar o de la suerte sino de la búsqueda de empleo activa. Por eso, decidí crear el blog: para dar una oportunidad a todos los que necesitaban esa información”.

-¿En serio no cree que el azar y la suerte no sirven para encontrar un puesto de trabajo?

“Existe pero tus empleadores te encuentran más fácil si estás en plena búsqueda activa. Encerrado en casa sin mandar currículums es muy raro que te llegue el trabajo. Las personas tienen que demostrar que quieren trabajar y eso implica una búsqueda: tener el mérito y la capacidad de hacerlo…”.

-¿Sirve para algo enviar un CV?

“Hay profesiones en las que las ofertas se mueven más por contactos o networking. Pero en este momento de crisis, casi la única manera de lograr empleo es presentarte a las empresas para poder entrar en un proceso de selección. El problema de las selecciones del Servicio Canario de Empleo o de otras entidades de este tipo es que se hacen unos filtros con unas premisas que no tienen que ver realmente con una selección adecuada del personal: se manda la oferta a las personas más antiguas, por ejemplo, y no a las que estén en búsqueda activa de empleo. Ese sondeo sí que es suerte. Además, las premisas para el perfil tienen más que ver con las bonificaciones o subvenciones que con la cualidad real de la persona. A veces buscan a personas de menos de 30 años, ¿qué pasa que uno de 32 no está capacitado?”.

-¿Cuál es la clave para que una persona logre empleo?

“Con el blog he querido defender las oportunidades laborales donde solo importa la búsqueda activa. No gestionamos las ofertas ni participamos de ningún proceso de selección de empleo, pero lo que está claro es que si se quiere encontrar trabajo la clave es movilizarse, buscarlo de manera activa”.

-¿Qué características tiene que tener una persona para dejar de ser parado?

“No todas son internas porque en la actualidad muchos empleos están condicionados por las bonificaciones. De todas formas, lo prioritario es la actitud. Lo principal que buscan todos los empresarios es esa actitud que se puede llamar de muchas maneras como habilidades sociales, optimismo… Y, luego, si tienes tres idiomas, pues mejor”.

-¿Cuál es el peor fallo de las administraciones en cuanto a políticas de empleo?

“Lo peor es la orientación laboral. En este sentido pretenden enseñar a personas que son licenciados o que tienen ya experiencia a hacer un currículum o cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo. Algo fuera de lugar en ciertos perfiles. Además, nadie te forma en la búsqueda de empleo 2.0 que es donde se mueve el 80% de las ofertas aunque sean para trabajos fuera de la red. Gran parte de los orientadores no saben ni qué es Linkedin. Otra cosa importante es que en los cuestionarios y en los programas informáticos de las administraciones públicas no caben conocimientos que son importantes como las habilidades en redes sociales o tener un blog, como es mi caso. Cuando me inscribí en el Servicio Canario de Empleo, tener un blog con casi un millón de visitas al año no tenía ningún valor. Además, los recursos están absolutamente descoordinados e, incluso, duplicados”.

-Una de sus mayores críticas es que nadie valora el tiempo de un parado, ¿por qué?

“Nos podemos pasar horas rellenando cuestionarios de todo tipo, dejando CV en todos los centros de desarrollo empresarial… en muchas ofertas te inscribes y ni siquiera recibes un mail dándote las gracias. Un parado necesita sentir que detrás de un servicio de este tipo hay personas. No entiendo que una empresa se permita no contestar los correos electrónicos de los demandantes de empleo. Eso debe formar parte de la responsabilidad social corporativa de la entidad y, además, es una cuestión de humanidad”.

-Eso dice mucho de la consideración que le tienen las empresas a los parados…

“Efectivamente. Nos ha ocurrido de empresas que nos han llamado quejándose de que le hemos colgado su oferta en el blog por la cantidad de llamadas que han tenido. Si no eres capaz de estar a la altura en la recepción de currículums, hay servicios de mediación que te pueden ayudar. Las empresas tienen que ser conscientes de la situación actual. También que no pueden pedir la carta a los Reyes Magos: dos máster y una carrera no hacen falta para ser reponedor. Tenemos que diseñar las ofertas de empleo en función del puesto y exigir los requisitos estrictamente necesarios…”.

-Ahora está muy de moda eso de reconviértete, ¿está de acuerdo con esa máxima para lograr recuperar el empleo?

“Tenemos que ser flexibles y más cuando son las empresas las que tienen la sartén por el mango. Estoy conforme en que tenemos que ser flexibles pero, también, que es esencial la especialización.Una persona que no tenga una profesión determinada puede ser camarera de piso o reponedor. Eso es un perfil flexible pero no te conviertes en referente de nada. En los tiempos que corren, cualquier trabajo es bueno pero hay que estar dispuestos a reconvertirse dentro de sus cualificaciones o, incluso, hacer algo que no encaje en la cuenta ajena. Tenemos miedo a lo nuevo y hay que ser conscientes de la realidad, ser críticos con nuestro propio currículum y tomar decisiones”.

-¿El autoempleo es la panacea que se está prometiendo?

“No se puede decir con tanta soltura eso de emprende. Además, se da la paradoja de que muchos de los que están asesorando en este tipo de asuntos nunca han sido emprendedores. No se puede decir con esa soltura porque luego vienen casos dramáticos de personas que lo han arriesgado todo y luego se han visto en la calle. Es igual que decir eso de ‘yo a tu edad, me iba al extranjero’. Irse fuera no es como Callejeros viajeros. España necesita emprendedores pero hay que ser conscientes de los riesgos”

-¿Cuáles son los sectores donde puede haber hueco?

“El turismo sigue moviendo montañas, aunque mueve más los perfiles más enfocados a atención de cliente como camareros, cocineros y ayudantes de cocina. Lo más importante es que ahora se solicitan ‘profesionales’. Es decir, que se busca mucho más la profesionalización y la cualificación que antes. Hostelería sigue siendo el sector con más movimiento, seguido de las nuevas tecnologías, por ello los programadores o los community manager se demandan. Y, haya crisis o no, el sector comercial es muy importante porque siempre hace falta vender”.