X
Candelaria >

El año del secretario trancado

   
despacho Secretaria Candelaria secretario trancado

El secretario hizo pública su denuncia en la puerta de su despacho. / N.C.

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Otra cosa no, pero entretenimiento ha habido de sobra en Candelaria durante los últimos 365 días. Un entretenimiento centrado en los dimes y diretes que se han producido en la casa consistorial, la Administración local, la más cercana, la más apegada al ciudadano y que, sin embargo, al menos durante 2013, se ha convertido en un auténtico campo de minas, en donde se han sucedido escenas propias de una película de Berlanga, que para desgracia de su propia credibilidad democrática, muchas de ellas han compartido rodaje no solo en sus pasillos, con intrigas propias de palacio, sino también en los juzgados.

El caso más sonado y que todavía tiene que sustanciarse en los juzgados, como otros muchos de atrás, fue el que se bautizó en su día como el caso Secretario trancado. Un asunto tan jocoso como penoso, tan singular como extraordinario, tan escandaloso como doloso.

Octavio Fernández, un palmero que sustituyó en la secretaría general a la gomera Marisa Santos hace tres años, decidió en mayo, como él mismo comunicó por escrito, trancarse en su despacho, no después de cambiar las cerraduras, avisando a través de un largo escrito, que colgó en la puerta de sus dependencias, que sufría acoso por parte de la Alcaldía y sus asesores. En el citado informe del secretario también se recogía el acoso laboral al que está sometido él mismo y la denuncia contra él, también por acoso, de la que hasta el pasado día 16 de mayo era su secretaria, denuncia que finalmente no presentó por recomendación de la Policía Local.

Octavio Fernández exigía “dos funcionarios de oposición” que, a su juicio, el Ayuntamiento los tenía, pero solo se le ha puesto a su disposición una auxiliar administrativa.

Hay que recordar que entre las irregularidades que denunció en mayo el secretario se encuentra el hecho de que el alcalde desestimara su informe acerca de recurrir al Supremo la sentencia del TSJC, del 20 de julio de 2012, que anulaba la conversión de 50 trabajadores de laborales temporales o funcionarios interinos, dentro del Plan de Recursos Humanos que el Ayuntamiento presentó en el año 2010 para dar estabilidad a 129 trabajadores del Consistorio y que finalmente no prosperó, por lo que el Consistorio se ve obligado a parar el plan y buscar la manera de convocar oposiciones para dar legalidad a esas plazas creadas en su día y ocupadas, según la sentencia, de manera irregular por el personal.

Una sentencia similar se ha producido en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. El asesor jurídico era Fernando Fariña, el mismo que aconsejó al alcalde y al gerente, Juan José Acosta, con el plan de Recursos Humanos en Candelaria.

Octavio Fernández reconocía en su escrito-denuncia que “han desaparecido expedientes” de su “despacho”, algo que no es nuevo por cuanto ya se están diligenciando en el Juzgado de Güímar demandas por haberse publicitado documentos que no tenían que haber salido del Ayuntamiento. En este sentido hay una denuncia sobre Carina Dainotto, ahora portavoz del PP, por lo que se bautizó como caso Pendrive.

Por todo ello, el secretario, en el mes de mayo avisaba, tras cambiar la cerradura de la puerta, que permanecerá trancado en su despacho. La causa: “Con estas denuncias falsas están en juego mi carrera administrativa y el buen nombre, que tanto trabajo le ha costado a mis padres que han trabajado toda su vida para que este secretario sea titular a día de hoy de tres oposiciones de funcionarios de carrera: técnico de Administración General, Secretario de tercera y de segunda”, finaliza el informe del secretario, si se permite, la auténtica oposición que Gumersindo García y su grupo socialista tienen en el Consistorio.

Otros casos
Upcan, gerente…

Contrato del gerente. El secretario también inició una batalla para demostrar que la contratación de Juan José Acosta como gerente es ilegal, al no ser funcionario y no publicitarse correctamente el proceso de selección.

Caso Parking. El alcalde fue denunciado por presunta prevaricación, al entender dos vecinos de Cho Vito que el Ayuntamiento ocupa un suelo en dominio público para explotar un aparcamiento rotatorio. El día 31 acabó la concesión de Macaronesia y hoy el parking es gratis hasta nuevo concurso.

Upcan. La selección del profesorado de la Universidad Popular de Candelaria (Upcan) se retrasó por denunciar el secretario unas bases ilegales. Todavía no ha empezado el curso.

 portavoces oposicion Pleno Candelaria

Los cuatro portavoces de la oposición, solos en el salón de plenos. / norchi

Oposición: más candela que Candelaria

Pero no solo el asunto del secretario trancado puso en los papeles al Ayuntamiento de Candelaria, sino también una sucesión de hechos que determinaron varias visitas a los juzgados de miembros del grupo de gobierno e incluso, en los plenos, un sonado abandono de toda la oposición, cuando el grupo de gobierno aprobó una moción que restaba competencias al pleno y las traspasaba a la junta de gobierno local.

Oposición, por otra parte, capitidisminuida, por las guerras internas entre Coalición Canaria y Partido Popular, de tal guisa que ha sido habitual ver solo a sus portavoces en los plenos, Nazaret Díaz y Carina Dainotto, esta tras la expulsión de José Fernando Gómez, hoy concejal no adscrito. El PP se quedó con tres concejales, con la recién llegada Inmaculada Martín -entró en lugar del dimitido Andrés Rodríguez- poniendo de manifiesto que no traga con la política de Dainotto y Bolaños. Ahora, una junta gestora tratará de poner paz.

Entre tanta crispación, Mayca Coello ha sido la nota positiva del actual mandato, siempre serena y habitualmente bien documentada. Sí se puede es la opción que seguro crecerá en las elecciones 2015. El resto se pierde entre tantos juzgados.