X
Trac tici tac > César Martín

Ano nuevo – Por César Martín

   

Recién estrenado el año, desvirgado hace unos pocos días. Cándido e inocente avanza enero. Me gusta. Viene cargado de buenos deseos, intenciones, proyectos y mil horas de gimnasio. Parece que todo es posible. Estas primeras jornadas, previas a la llegada de sus majestades, me refiero a los buenos, a los Reyes Magos de Oriente, son ideales. Así he tenido tiempo de reflexionar qué pedirles. No ha sido fácil, ya se sabe que hay mucha necesidad y la cosa no está para desperdiciar deseos. Tras mucho deliberar he llegado a una conclusión tajante: lo que pido este año es un culo nuevo. Sí, sí, un culo. Es que el del año pasado quedó muy maltrecho.

La propuesta es renovar el que tengo, porque puestos a seguir bajándonos los pantalones mejor ir armado con uno en buenas condiciones. Viendo que la dinámica que va cogiendo el 2014 es prácticamente la misma, pues mejor será tener un buen pandero que amortigüe las embestidas. Los de arriba vienen con sus mismas mierdas: subidas en la tarifa de la luz, reformas fiscales, nuevas leyes impopulares, transparencias opacas y hasta unas morbosas elecciones para colocar a los mismos. Volveremos a oír que ya nos estamos recuperando, que esta es la buena, de verdad. Los discursos lucirán como nunca. Eso sí, no dejaran de viajar en primera, hay ojetes muy finos. Tampoco reducirán dietas, esas nalgas no pasarán hambre. Pondrán la misma carpa de siempre y montarán su circo. Habrá espectáculos para todos los gustos; solo a nosotros nos crecerán los enanos. Son unos golfos sin escrúpulos dispuestos a seguir manteniendo el mismo statu quo. El sueño sería que quienes se fueran a tomar por ahí, por donde la espalda pierde su nombre, fuesen ellos. Pero eso, por desgracia, no sucederá. No vamos a reaccionar. Seguiremos conservando nuestro trasero estático, sin movimiento. Así que la noche del 5 de enero, confío en que lleguen mis nuevas y relucientes posaderas. La idea es atenuar el dolor en lo que espero a que movamos el culo para que algo cambie. Con pompis nuevo, al menos, podré soportarlo mejor.

@cesarmg78