X
energías renovables >

El Cabildo promueve plantas de generación de energía con las olas

   
carlos alonso y director de Langlee Wave Power Julius Espedal

Alonso firmó el acuerdo con el director de Langlee Wave Power, Julius Espedal. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso y el director general de Langlee Wave Power, Julius Espedal, firmaron ayer jueves un acuerdo para promover la instalación de plantas de energía undimotriz en Tenerife, es decir, a partir de las olas.

Se trataría de implementar este tipo de energía sostenible en la Isla como una alternativa real, competitiva y eficaz frente a las utilizadas hasta ahora. Langlee Wave Power es una empresa noruega de energía marina que ha elegido Canarias para la fabricación de su generador. Se trata de un convertidor semisumergido y flotante -denominado Robusto- que transforma el movimiento de las olas en energía eléctrica.

El presidente del Cabildo señaló que, desde la Corporación insular “se apuesta firmemente por el desarrollo de las energías sostenibles y la firma de este convenio de colaboración es una prueba definitiva de ello. Las condiciones de oleaje en Tenerife, sobre todo en el norte de la Isla, son las mejores para la generación de este tipo de energía. Debemos aprovecharlo”.

La intención del Cabildo es participar activamente en el desarrollo, puesta en marcha y explotación de parques de olas en la comarca noroeste de la Isla. Con este acuerdo, Tenerife se adapta al marco legislativo comunitario que marca como objetivo en el uso de las energías renovables, una cuota mínima del 20% del consumo final bruto de energía en el año 2020.

“Como archipiélago, Canarias puede y debe posicionarse como un referente en energía marina. Nosotros aportamos la tecnología y Canarias, el mar y el tejido industrial adecuado. Con la instalación de nuestros convertidores flotantes conseguimos que Tenerife sea pionero en el desarrollo de este tipo de energía en todo el mundo”, añade Espedal.

El convertidor de Langlee, Robusto, aúna los más punteros conocimientos de la tecnología offshore noruega con materiales estándar y de bajo mantenimiento. Precisamente, su diseño original permitirá que la mayoría de los componentes puedan fabricarse o ensamblarse aquí, lo que potenciará la industria local y creará mano de obra cualificada en la economía canaria.

En la costa de la zona norte

La costa norte de la isla por las condiciones de sus olas, se propone como la localización adecuada para Robusto, que en su primera fase, tendrá una potencia de 132kW. De hecho, los municipios de Garachico, Buenavista e Icod de los Vinos planean ya instalar convertidores de olas en su costa. Con unas dimensiones de 30×50 metros, el convertidor se ensambla en tierra para después ser remolcado hasta el punto de instalación donde se anclaría; ensamblándose tantos aparatos como fueran necesarios según las necesidades energéticas a cubrir.

Canarias precisa una energía sostenible que le permita no depender únicamente de la importación de petróleo y combustibles fósiles sino aprovechar los elementos con los que cuenta (en este caso, el mar) para tratar de buscar alternativas energéticas viables.