X
trac tici tac > César Martín

Cambio de sentido – Por César Martín

   

Con todos los frentes abiertos es imposible no desgastarse. Tratas de mantener la cordura en un mar de sinsabores. No es fácil sentirse debilitado. La fragilidad se apodera del encanto de estar respirando día tras día. Igual no deberíamos poner todo el corazón y guardar un poco para cuando llegas a casa y logras poner en orden el silencio. No obstante, atracas el pensamiento y vuelves a la quinta obsesión, la misma a la que no haces sino darle vueltas una y otra vez. Conversas con la almohada temiendo su respuesta; nunca logran llegar a un acuerdo. No soportas no encontrar una solución, si tan siquiera te dieran una pista. No aguantas más el enfrentamiento, tan solo pensar en ello provoca náuseas. Buscas una vida tranquila y acabas por ahogarla en nervios. El médico acusa todo al estrés. Tú continúas pensando que cuando eras pequeño eso no existía. Recomienda una vida más sosegada, buenos alimentos, ejercicio, como si eso fuera fácil… Has regresado a la consulta del psicólogo a retomar la terapia. La pena es que sus fórmulas magistrales para la felicidad no se vendan en cápsulas.

Además necesitarás una sesión más de masaje, otra vez al potro de tortura, ¡cómo aprieta el jodido fisioterapeuta! Dan ganas de insultarlo, pero gimes, aprietas dientes y resistes. Después de la sacudida vuelves a pensar en aquellas clases de yoga, deberías retomarlas. Ya no eres ni la sombra de lo que eras, o lo que es peor, no te pareces en nada a quien habías proyectado ser. Es triste, muy triste. De todos modos, visto lo visto, ¿quién podría haber esperado un mundo mejor? Sin embargo, has decidido no enfrentarte a los elementos. Cambio de sentido. Pones un límite a tus obstinaciones y comienzas a pensar de otra manera. ¿Qué puedes hacer si vienen mal dadas? Pues lo peor es desesperarte; sabes que así no hallarás la solución. Adaptas lo previsto a lo que sucede, así es más fácil. No es conformarse, eso no va en tu sangre. La opción sigue siendo luchar, pero esta vez cambias la perspectiva. Este nuevo punto de vista ha permitido que esta mañana te hayas mirado a los ojos en el espejo. Has vuelto a sonreír.
@cesarmg78