X
candelaria >

El cómic de nunca acabar

   

Fragmento del cómico que ha enfrentado al dibujante y al alcalde de Candelaria

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

Luis Eduardo Fierro fue contratado en noviembre de 2010 por el Ayuntamiento de Candelaria para elaborar, como dibujante, un cómic que recogiera la historia de Antón Guanche, el aborigen que medió entre los conquistadores y los guanches.

Cuando Fierro no aceptó cederle los derechos en exclusiva al Consistorio, éste finiquitó el contrato en junio de 2011, pagándole los ocho meses del contrato hasta entonces, aunque Fierro ha denunciado al Ayuntamiento por el impago de seis meses anteriores en los que estuvo trabajando, pero sin contrato alguno, como él mismo reconoce. Fierro solicita del Consistorio unos 6.000 euros por ese tiempo que según él estuvo trabajando en el proyecto en su casa, acudiendo solo a reuniones al Ayuntamiento o al domicilio del guionista de la historia José Enrique Ramos Palmero. Esta denuncia fue tramitada en el verano de 2012, “después de estar esperando un año para que me reconocieran la deuda”.

“Cuando el cómic iba a la imprenta en abril-mayo de 2011, justo antes de las elecciones”, prosigue Fierro, “me opuse a la sección de derechos porque entre otras razones observé 129 fallos de diseño gráfico en las 54 páginas de la obra”, afirma el dibujante, que un mes después fue despedido.

Fierro acusa al alcalde, José Gumersindo García, de haberse quedado con más de doscientas ilustraciones -“las tendrá en su casa para su divertimiento”, manifiesta- desconociendo que va a poder hacer con ellas, pues, según él “yo no he firmado ninguna cesión de derechos”, comenta el dibujante.

Pero ahí no acaba la historia, el Ayuntamiento, tras ‘echar’ a Fierro, contrató durante tres meses a otro dibujante para acabar la obra, Eduardo González, quien según Fierro ha cometido un delito de plagio, por lo que el 23 de diciembre pasado presentó una demanda contra él, el alcalde y al anterior gerente de Epelcan (Empresa Municipal de Candelaria), la que contrató en su día a razón de 1.200 euros netos mensuales.

La versión del Ayuntamiento
Puesto en contacto con el alcalde, José Gumersindo García, éste desmiente en casi todos los puntos al denunciante, manifestando que “Luis Fierro se comprometió a ceder los derechos de propiedad intelectual a la Fundación Candelaria Solidaria para iniciativas sociales, algo que posteriormente declinó hacer, y a la finalización del servicio prestado se extinguió la relación laboral como autor asalariado. En verano de 2011 ya no existía relación entre Epelcan y Luis Fierro”.

Gumersindo García va más allá al relatar que “el señor Fierro ha pretendido cobrar una cantidad del Ayuntamiento para evitar ir a los medios de comunicación con este asunto, cantidad que no está justificada por lo que el Ayuntamiento no puede aceptar algo que no se ha podido comprobar con el trabajo desarrollado. Además cabe apuntar que en la denuncia presentada Fierro señala que son cuatro meses y no seis como mantiene ahora en los medios. Desde el Consistorio no se logra entender qué persigue exactamente con este tipo de declaraciones, ya que su demanda laboral sigue el curso que dictamina el Juzgado de lo Social y mientras tanto, el Ayuntamiento no llevará a cabo pagos que no tengan su debida justificación”, afirma el primer edil de Candelaria.

Por último, ante estas graves acusaciones el Ayuntamiento de Candelaria anuncia que iniciará las acciones judiciales que correspondan a cuenta de las informaciones que se publican.