X
FÚTBOL > derbi palmero

Con la pólvora mojada

   
SD Tenisca

Una formación anterior del Tenisca que ayer puntuó en su visita al Silvestre Carrillo. / JOSÉ M.MARTÍN

ACAN | Santa Cruz de La Palma

Mensajero y Tenisca no pasaron del empate inicial en el derbi palmero, en un encuentro en el que las defensas se impusieron a los ataques. Los locales tuvieron las opciones más claras, pero no estuvieron finos en la finalización.

La primera fase comenzó con dominio del Mensajero, que se hizo dueño del balón, si bien el Tenisca, con el paso de los minutos, igualó en posesión y se fue acercando a la portería defendida por Luis Arellano.

El Mensajero apretó en los siguientes minutos y gozó de dos buenas ocasiones para adelantarse. Primero con un remate de Vianney, a los 24 minutos, que se marchó alto tras un buen recorte ante un rival; y después con un cabezazo de Yeray, que Óliver Vega atajó sin problemas.

El Tenisca creó peligro pasada la media hora en un córner que ejecutan los visitantes y Luis Arellano despeja con apuros.
La mejor ocasión local llegaría en el 43, en una falta que sacó Irai y que Óliver Vega desvió a saque de esquina. Con empate a cero se alcanzaría el periodo de descanso.

En la reanudación, el Mensajero pudo adelantarse nada más comenzar con un remate de Irai, que Óliver, con una excelente intervención, evitó que se colara.

El Tenisca, por su parte, no hizo intervenir a Luis Arellano.

FICHA TÉCNICA

MENSAJERO, 0
TENISCA, 0

Mensajero: Luis Arellano; Dani Hernández, Juanda (Samuel, min 81), Alfredo, Dani Jiménez, Silvano, Irai Barreto, Rayco, Muda, Yeray y Vianney.

Tenisca: Óliver; Álex Sánchez, Alain, Adonay, Kai, Derek, Antonio Samuel, Simón (Rayco, min 71), Memo (Tani, min 82), Iván Martín y Dani López.

Árbitro: Diego Veloso Blanco. Amonestó al local Dani Jiménez; así como a los visitantes Simón, Iván Martín y Dani López.

Incidencias: Silvestre Carrillo. Terreno de juego en buenas condiciones. Buena entrada, unos 1.700 espectadores. Mañana nublada. Los jugadores de ambos equipos tuvieron un rifi rafe en la retirada a vestuarios en el periodo de descanso, que no llegó a mayores.