X
ciencia >

Cosme García, nuevo director del CSIC en Canarias

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

El profesor Cosme García Francisco, natural de la isla de La Palma, ha tomado posesión como coordinador institucional responsable de la Delegación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Canarias.

El doctor García Francisco ostenta desde 1996 la dirección del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA) del CSIC, situado en La Laguna. Desde este puesto, y en colaboración con el anterior coordinador, el profesor Manuel Fraga, impulsó las actividades de divulgación científica en las islas.

En la actualidad, el Instituto desarrolla distintas actividades, desde los Premios CSIC-Canarias, en colaboración con la ACIISI; la Semana de la Ciencia y Puertas Abiertas en noviembre; o dos Semanas de la Ciencia en primavera y verano, en donde alumnos realizan estancias de investigación en el Centro.

También celebra visitas y talleres, tanto en el IPNA como en centros educativos; exposiciones, cursos y seminarios; ciclos de cine científico; participación en las miniferias y ferias de la Ciencia, Noche de los Investigadores, y certámenes como la Legoleague.
Además, tiene convenios de colaboración con ocho centros educativos de las Islas y ha realizado actividades variadas en islas no capitalinas. A lo largo del año, unas 10.000 personas se benefician de estas actividades en el Archipiélago.

En la actualidad, destaca la colaboración con el Programa CiudadCiencia del CSIC, que realiza actividades en Fuerteventura (Puerto del Rosario), Gran Canaria (Gáldar), y que tiene programadas actividades en Tenerife (La Orotava), Lanzarote (Tías) y La Palma (Los Llanos de Aridane).

Por otro lado, un equipo de investigadores españoles ha descubierto una singular pareja cósmica: un agujero negro que orbita en torno a una estrella de tipo Be o “peonza”, que gira a más de un millón de kilómetros por hora, rozando casi su límite de rotura. Este sistema binario se describe en la última edición de la revista británica científica Nature, gracias a observaciones realizadas con los telescopios del Observatorio de Roque de los Muchachos.