X
sucesos >

Un crucero rescata a los ocho tripulantes de un velero en pleno Atlántico

   
rescate tripulantes Buccaneer por Costa Delicioza

Los tripulantes del ‘Buccaneer’ ascienden de la lancha salvavidas al ‘Costa Delicioza’. | COSTA CRUCEROS.ES

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

El buque de la compañía italiana Costa Cruceros,Costa Deliziosa, conocido en Canarias por sus continuos trayectos entre las Islas durante el invierno, rescató este jueves a los ocho tripulantes de un velero que se estaba hundiendo en medio del Océano Atlántico.

El Costa Deliziosa estaba cruzando el Atlántico dirigiéndose a Antigua, en el Caribe, donde estaba programada su llegada para el 17 de enero cuando tras recibir la alerta de rescate abandonó su ruta y navegó 170 millas al Sureste para llegar hasta el barco afectado, el Buccanner, que competía en la regata Gran Prix del Atlántico que partió de Marina Rubicón (Lanzarote) con destino a Cartagena de Indias (Colombia).

Los ocho tripulantes, seis españoles, un argentino y un belga, se encuentran en buen estado de salud.

 tripulacion Buccaneer  rescatados por Costa Deliziosa

Los ocho tripulantes del ‘Buccaneer’ fueron rescatados en perfectas condiciones. | COSTA CRUCEROS.ES

La alarma saltó el martes por la mañana cuando el patrón del Buccaneer, Gerardo Sigler, se puso en contacto con el Centro de Seguimiento de la Regata Gran Prix del Atlántico, avisando de que el velero había colisionado con un objeto no identificado y una vía de agua en la embarcación estaba poniendo en serios aprietos su continuidad. Pese a los esfuerzos por querer salvar la embarcación achicando el agua fuera del barco y regresando a Canarias o a Cabo Verde, no fue posible salvar el velero.

La operativa desplegada por Salvamento Marítimo y el Centro de Búsqueda y Rescate Marítimo portugués (con la participación de un avión de patrulla marítima de la Fuerza Aérea Portuguesa) posibilitó que el capitán del Costa Delizioza, Giuseppe Longo, recibiera la llamada de auxilio para asistencia para una embarcación en peligro, abandonando su ruta y navegando 170 millas al Sureste para llegar hasta el barco afectado.

El Buccaneer era un 75 pies diseñado por al diseñador J. Spencer y construido en Nueva Zelanda en el año 1969 por encargo de Tom Clark para competir en la Sydney-Hobart. Ganó esta mítica regata en su estreno, en la edición 26 correspondiente al año 1970, cosechando posteriormente otras muchas victorias. Construido en madera laminada con resina de epoxi, con cubierta de Teka, está preparado tras su remodelación por sus actuales propietarios en 2008 para acomodar a 12 personas.