X

Detenido un joven por circular con matrículas falsas e intento de agresión a la Policía en Santa Cruz de Tenerife

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detuvieron en la noche de este jueves a un joven de 23 años que circulaba de forma temeraria y portando placas de matrícula que no correspondían a su coche por la calle Tomé Cano de la capital tinerfeña.

El arrestado opuso una gran resistencia e incluso azuzó a un perro potencialmente peligroso que transportaba en el coche para que atacara a los policías.

Este servicio se inició cuando un vehículo patrulla de la Policía Local detectó a un coche que circulaba a gran velocidad por la calle, saltándose un semáforo que se encontraba en fase roja.

Tras una breve persecución, en la que el arrestado puso en peligro a varios conductores y peatones adelantando por el carril contrario a la circulación e incluso por la zona derecha de la vía, fue interceptado en la calle Fragata Danmark.

Cuando los policías le solicitaron su documentación, se percataron de que conducía sin utilizar el cinturón de seguridad y que, sobre sus piernas, llevaba un perro de gran tamaño de una raza encuadrada en la categoría de animal potencialmente peligroso y sin bozal.

El detenido se negó a mostrar su identificación e inicialmente amenazó a los policías con azuzar al perro para que les atacase. La actitud de este joven fue cada vez más agresiva y, al tratar de conminarle a salir del coche, el perro lanzó varias mordidas sin alcanzar a los agentes.

ESPRAY DE DEFENSA PERSONAL

Uno de los policías se vio en la obligación de utilizar su espray de defensa personal, logrando que el perro pasara a los asientos traseros del coche para extraer del vehículo al conductor. El arrestado trató de golpear a los agentes y, debido a la agresividad que mostraba, tuvo que ser reducido y engrilletado.

Una vez identificado y consultadas las bases de datos con el apoyo de la Sala de Comunicaciones, se detectó que las placas de matrículas del coche, un Seat Córdoba de color azul, se correspondían con las de un Citroen Xsara.

Al arrestado se le trasladó a un centro de salud y después a las dependencias policiales, quedando a disposición de la autoridad judicial. El vehículo fue retirado por la grúa municipal, aunque antes se recabó la presencia de personal del albergue de animales de Valle Colino, que se hizo cargo del perro para trasladarlo a sus instalaciones.