X
TENERIFE>

“El segundo plan de reestructuración empresarial insular se inicia este año”

   
Juan Carlos Pérez Frías. | S. M.

Juan Carlos Pérez Frías. | S. M.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife
Foto: SERGIO MÉNDEZ

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, Juan Carlos Pérez Frías accedió en septiembre del pasado año al cargo de coordinador de Hacienda del Cabildo de Tenerife. Fue este uno de los principales cambios implantados con la llegada de Carlos Alonso a la presidencia insular. Casado y con dos hijas, Pérez Frías inició su vinculación con el Gobierno de la Isla en 2008, cuando aceptó el cargo de gerente en la empresa de guaguas TITSA. Entre sus objetivos en el Cabildo se encuentra gestionar las arcas insulares, a la par que coordinar el plan de reestructuración empresarial, el cual tendrá una segunda fase en 2014.

-Antes de que llegara al Cabildo, pasó por TITSA en un época complicada para la empresa. ¿Está satisfecho de su gestión en la compañía?
“Sí, muy satisfecho. El paso por TITSA enriquece a cualquier persona. Es una empresa con una envergadura que la coloca en la tercera a nivel nacional, y creo que pese a que fueron cinco años duros en donde hubo que acometer planes de reajuste y expediente de regulación de empleo ahora se ven los resultados”.

- ¿Le costó aceptar la oferta de Carlos Alonso para ocupar el cargo de coordinador insular de Hacienda?
“No, en absoluto. Es un reto. En los sitios en los que he estado en mi vida profesional todos han sido retos. Quizás me costó más valorar entrar en TITSA que en el Cabildo, porque es una Institución muy valorada”.

- ¿Cómo encontró las arcas insulares?
“El Cabildo ha hecho un esfuerzo muy importante en los últimos años. Es cierto que todavía tenemos que solventar algunas turbulencias de algunos ajustes. Con los planes de ajuste y demás se ha hecho gran parte de la tarea pero se tiene que seguir haciendo. La ley de racionalización a las administraciones públicas nos obliga a tomar medidas con respecto a esto, pero es cierto que en los últimos años se ha hecho una tarea importante. La deuda viva del Cabildo en 2010 estaba en 500 millones de euros y al cierre de 2013 estará por debajo de los 300 millones”.

-¿Cuándo tiene que aplicar la Corporación esa ley y cómo va a afectar?¿Habrá menos cargos de confianza?
“La ley está ya en vigor desde el 31 de diciembre, pero exige un desarrollo reglamentario que todavía no se ha producido y existen muchas dudas sobre su articulado. Se ha creado una comisión en la Fecai para analizarla conjuntamente los cabildos y los municipios. Todo dependerá de la liquidación.Todas las administraciones locales públicas con esta ley van a ser evaluadas respecto al endeudamiento, el periodo de pago a proveedores y el cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria. Cualquier incumplimiento llevará un plan económico financiero de ajuste y es algo al que habrá que irse acostumbrando, y esos criterios van a marcar el personal eventual. En cuanto se produzca la liquidación de las cuentas del Cabildo, el mes que viene, esos datos serán remitidos por el interventor al Ministerio y ellos publicarán la lista de aquellas administraciones que cumplen o no y marcarán los criterios de si pueden contar con el personal que dispone o con menos”.

-En estos presupuestos se ha apostado más por la inversión y reducir menos la deuda. ¿Cree que esta decisión podría pasar factura al Cabildo?
“No, al revés, porque yo creo que seguimos cumpliendo con la reducción de la deuda para situarnos en los parámetros que el Ministerio establece del 75%, y eso nos ha permitido dedicar más recursos a los objetivos que señaló el presidente de creación de empleo, gasto social e inversión”.

– Con la nueva Ley de Cabildos se podría asumir más competencias. ¿Está la Corporación tinerfeña en disposición de ello?
“Todas las administraciones locales antes del 1 de noviembre tiene que calcular el coste efectivo de los servicios que presta y una vez que se determine esto el Cabildo podrá proponer conjuntamente con los consistorios al Ministerio cuáles son las fórmulas mejores en cuanto al coste para esas competencias que la ley establece, para los municipios de menos de 20.000 habitantes. El Ministerio propone si se puede mancomunar o prestar individualmente. Aún es muy pronto, pero sí que se vislumbra que el Cabildo va a jugar un papel mucho más protagonista con estos ayuntamientos”.

-Hace un mes salió la sentencia en la que se daba un tirón de orejas al Cabildo por la deuda contraída en 2010, anulando parte de ésta. ¿Se solucionó este asunto.
“Esas son las turbulencias a las que me refería. Estamos a la espera de liquidar el ejercicio 2013 para afrontar las soluciones que se han barajado, y que puede solucionarse de manera satisfactoria para el Gobierno insular en los meses de abril o mayo”.

- ¿Desde que lleva preparando el presupuesto en septiembre, ha sido fácil negociar con los consejeros?
“Negociar nunca es fácil. Pero sí que hay un gran equipo que trabaja volcado en la Isla y cada consejero tiene claras las necesidades en su área”.

-Hace un año el Cabildo comenzó a ejecutar un plan de reestructuración empresarial. ¿Cuánto se ha ejecutado?
“El Cabildo básicamente tenía unos objetivos en este primer plan que era reducir en el 45% el número de entidades dependientes mediante tres medidas. La fusión y liquidación ha sido la más rápida, que está casi terminando. La que está costando más es la desinversión porque depende de la voluntad de terceros y por la situación del mercado, como Buenavista Golf o Litografía Romero. Estamos ya trabajando en un segundo plan. En este primer semestre se terminará lo que estaba en manos del Cabildo, en un 90%”.

- ¿Ya se han ingresado fondos con estas operaciones?
“Del primer plan las economías se han ido introduciendo en el presupuesto, en los ahorros que ha generado. La parte más visible, la desinversión, falta. Esa generaría cantidades más relevantes. Confío que este año podamos ver alguna de ellas”.

-El número de empresas insulares es elevado. ¿Es rentable tener tantas?
“El Cabildo ha crecido mucho en los últimos años. Ha desarrollado un sector público empresaria porque se ha implicado en el sector primario, transportes o telecomunicaciones. Algunas son participadas también con capital privado. Empresas deficitarias hay. El sector primario lo está pasando mal, la crisis le está afectando bastante. Ahí es donde el Cabildo está intentando actuar y reordenar, reestructurar su sector público. De resto no lo calificaría como poco rentable. Hay muchas empresas que dan beneficios, como el ITER, y de servicios públicos, que es deficitario por naturaleza, pero necesario”.

-Anunciaba el segundo plan de reestructuración. ¿Cuándo se va a ejecutar y en dónde se va a actuar?
“Es un segundo plan que va a ahondar sobre el avance del primero. Aún está en estudio qué entidades incluiremos. Algunas ya se han anunciado, como los casinos. Queremos tener el borrador del pliego en el primer semestre y empezar en el segundo semestre. Algunas actuaciones se van a ejecutar este año”.

-¿Cómo va la negociación de la venta de los casinos?
“Estamos en estudio. Es un tema complejo”.

- Y ya para terminar, ¿éste será el año de la recuperación de la economía insular?
“Todo así lo indica. Al menos, el año en que hemos tocado fondo. Las previsiones apuntan a que va a haber un crecimiento leve, del 1%. En la isla de Tenerife, la situación turística puede ayudar a que el despegue la economía sea más perceptible aún”.