X
En la carrera>

¿Estuviste en la Catedral? – Por Domingo J. Jorge

   

En Madrid, estos días la pregunta ha sido: ¿Quién no está en Fitur? En Tenerife, y más concretamente en La Laguna, este domingo la pregunta está siendo: “¿Estuviste en la Catedral?”. El templo desde el viernes está abierto a visitas, pero el momento culmen fue este sábado. A pesar del morbo, de lo que iba a suceder, de si le tiraban huevos y tomates al ministro de Educación, la Catedral reabrió sus puertas y el obispo Bernardo Álvarez presidió dicha reapertura. Es obvio, lo importante superó a lo poco relevante. Es decir, la reapertura de la Catedral de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna pudo a la llegada de un ministro que a lo que viene es a representar al Estado, que ha participado -y participará, esperemos- en pagar esta monumental obra de rehabilitación del templo, de la misma manera que el Ayuntamiento, el Cabildo y Gobierno de Canarias, el propio Obispado, y hasta particulares. Levanto la mano, y pido la palabra, como diría Zenón, y lo hago desde el respeto con el que suelo hacerlo. No entiendo, y cada uno puede expresar y manifestar lo que considere, para qué en un momento que hace historia, para qué en un momento así “juntar” garbanzas con judías. Que Wert lo está haciendo mal o bien, eso lo valora cada uno. Pero no era el momento, el sábado. Muchos tenemos hijos en edad escolar. Podemos estar más o menos cabreados con Wert, pero usar a La Laguna y a la Catedral para cerrar la entrada a un ministro me parece inadecuado a nuestras maneras. Se imaginan si ahora nos dedicáramos a boicotear actos institucionales, porque nos pinta peor o mejor el ministro de turno. Así y todo, la Catedral se reabrió. Faltase quien faltara. Zenón diría “se quedó sin foto”.