X
POLÍTICA >

Intersindical aclara que no está “en guerra” con CC.OO. y UGT

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los conflictos internos en las organizaciones sindicales y la precariedad laboral encuentran su reflejo en el nivel de afiliación, que ha experimentado un alarmante descenso global en los últimos años. Pero esta circunstancia no afecta de igual manera a todas las centrales.

En Canarias se observa un “cambio de tendencia” que perjudica a Comisiones Obreras y a la Unión General de Trabajadores. De este “evidente” deterioro, “reconocido” por CC.OO. y la UGT, se beneficia Intersindical Canaria (IC). “No estamos en ninguna guerra”, aclara Jaime Bethencourt. “Utilizamos unos datos objetivos [de las elecciones sindicales] para constatar una realidad”, precisó ayer a este periódico el secretario de comunicación de IC en alusión a la polémica originada por un “error” en los datos que ha transmitido el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SEMAC).

“Independientemente de las cifras”, comentó Bethencourt, “nadie nos negará que mientras Comisiones y UGT retroceden tanto en número de afiliados como de delegados, Intersindical gana apoyos” entre los asalariados de las Islas. En este sentido, el portavoz de IC resaltó que ya son “mayoría en el sector de la Administración Pública”. Alejado de cualquier “controversia numérica”, el dirigente del sindicato nacionalista pone el dedo en la llaga: “Estamos recogiendo el descontento de la clase trabajadora hacia unos sindicatos que muchas veces identifican con los intereses de los gobiernos y del empresariado. Lo que sí existen son dos modelos sindicales muy diferenciados”.

A su juicio, los trabajadores canarios “se han dado cuenta de la importancia de que los representen unas organizaciones apegadas a un territorio que registra los peores indicadores económicos y sociales del Estado”.

Dicho esto, Intersindical Canaria recalca que no cuestiona que CC.OO. y UGT vayan por delante. “También es verdad que parten con ventaja”, añadió Bethencourt. “Están más presentes que otros en los medios de comunicación y reciben unas subvenciones que no siempre justifican”, puso de relieve el miembro de la dirección nacional de IC.

Comisiones Obreras había denunciado una “manipulación” de los resultados electorales, motivo por el cual exige una rectificación de las actas correspondientes a la provincia de Las Palmas. La certificación emitida el 20 de diciembre por el SEMAC atribuye a CC.OO. 2.847 representantes, 9 más que el cómputo realizado por IC. “Eso supone el 41,06% del total de delegados, cuando Intersindical suma 504, que son 378 menos”.

De “ligereza” califica Comisiones la actuación del órgano dependiente del Ejecutivo regional y se pregunta si detrás de esa “indolencia” hay una “extraña connivencia” con Intersindical. Tampoco acepta que se esté produciendo un “declive” que favorezca a Intersindical Canaria.