X
prospecciones petrolíferas >

Lanzarote duda que Repsol pueda responder ante un gran accidente

   
reunión entre los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura

Instantánea de una reunión entre los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, el Gobierno canario y ecologistas. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Lanzarote aseguró ayer que “ni Repsol ni el Gobierno de España han garantizado hasta la fecha a la población canaria” que esta multinacional tenga “capacidad económica para responder ante un accidente” por los sondeos y, en su caso, posterior extracción de crudo, a sólo unas decenas de kilómetros de las costas de esta isla.

El gobierno insular conejero reaccionaba así a la información publicada por este diario, según la cual la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) afirma que las petroleras deben demostrar tal capacidad y son plenamente responsables de los daños que ocasionen. No obstante, la EMSA también apuntó que en las autorizaciones para exploración de hidrocarburos la competencia es de los estados miembros de la UE.

El Cabildo resalta que, en línea con la EMSA, empresas como Repsol deben asumir “los daños que sus actividades y derrames causen a los hábitats, especies protegidas, recursos pesqueros y a las economías dependientes”. Y subraya que la EMSA es “un organismo de carácter fundamentalmente técnico que, con sede en Lisboa, apoya a la Comisión Europea y a los estados miembros en seguridad marítima, prevención de accidentes, protección del mar, seguimiento de contaminación marina por hidrocarburos, identificación y localización de buques, supervisión de reformas legislativas y normativas e intervención directa para afrontar la lucha contra mareas negras”.

En su discurso de oposición a los sondeos, el Cabildo de Lanzarote recalca que la agencia se creó en 2003 como “respuesta a los desastres ambientales” provocados por las mareas negras de los petroleros Erika (1999) y Prestige (2002), catástrofes que “pasaron a la historia por los inmensos daños ecológicos y económicos que afectaron a cientos de miles de personas y sirvieron para reconocer que la UE no estaba preparada”.

En otro plano, y en respuesta a CC, la portavoz parlamentaria del PP de Canarias, Australia Navarro, advierte de que “se equivoca y se engaña quien crea que las prospecciones de hidrocarburos y los beneficios económicos que pudieran deparar vayan a ser moneda de cambio en la nueva etapa de diálogo”.

Navarro confirma que “el Gobierno de España no va a renunciar a la riqueza que podría generar el hallazgo de fuentes de energía en aguas de soberanía nacional”. En este sentido, la diputada pide a CC que empiece a “respetar las competencias”.