X
tribunales>

Linares pide eliminar por ley las cláusulas suelo de la hipoteca joven

   
FRANCISCO LINARES

Imagen reciente del alcalde de La Orotava, Francisco Linares. | M. PÉREZ

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Definitivamente, el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, le ha declarado la guerra a las cláusulas suelo, que esta semana ya fueron noticia por la acumulación de demandas en los juzgados tinerfeños. Así, tras impulsar con éxito un acuerdo plenario en el Consistorio norteño para la supresión de este nuevo producto tóxico colocado por algunas entidades financieras entre su clientela, ahora va más allá y aspira a que el Gobierno de España tome medidas en el asunto, al parecer con especial incidencia en La Orotava aunque estima que hay más de 80.000 afectados en el Archipiélago.

Pero el alcalde villero es realista y, mientras espera una reacción desde Madrid ante el clamor popular, también insta al Gobierno regional a que exija por ley a las entidades bancarias de Canarias que ofrecieron en su día la conocida hipoteca joven que eliminen de sus contratos estas cláusulas suelo, “sobre todo porque muchos se aferraron en su día a estas por las condiciones ventajosas que ofrecía”, pero resulta que desde hace ya tiempo han bajado los tipos de interés y “se ven afectados y no se pueden beneficiar del bajo tipo de interés actual, encontrándose incluso muchas familias en situación de perder su vivienda”.

En plena ofensiva para remediar este problema, Linares también anuncia que solicitará a la Federación Canaria de Municipios (Fecam) a que haga suya la referida resolución del pleno orotavense y así demandar a las entidades bancarias que eliminen las cláusulas suelo que afectan a tantas familias.

Según detalla, este alcalde recibe a numerosos vecinos que le plantean este problema, y habrá muchos ciudadanos afectados en otros municipios, por lo que entiende que “las administraciones públicas más cercanas, aunque no podamos actuar de forma directa, sí podemos aunar esfuerzos para intentar solucionar esta situación, sobre todo en estos críticos momentos que vivimos. Si la Federación Canaria de Municipios y los ayuntamientos se manifiestan en esta línea, seguro que se conseguirá algo más y los ciudadanos no se ven tan indefensos ante estas entidades financieras”.

“Desde las instituciones públicas -subrayó- tenemos la obligación de intervenir, en la medida de las posibilidades, para ayudar lo más posible a los ciudadanos, y sobre todo en estos tiempos complicados para muchos”. En esta línea, entiende que la mejor fórmula podría ser que el ejecutivo regule esta situación, ya que los acuerdos se sellaron previamente entre la entidad financiera y el Gobierno de Canarias, por lo que solo se puede realizar entre ambos. Los ciudadanos no pueden negociar directamente en estos casos de contrato de hipoteca joven.

“Son muchos los jóvenes del municipio, y ya no tan jóvenes, que se ven perjudicados actualmente por esta situación, y acuden al ayuntamiento solicitando ayuda, y por ello espero -manifiesta Linares- que el Estado atienda la petición general que se solicita desde la institución local, pero que mientras tanto el Gobierno regional analice en profundidad este asunto y actúe lo antes posible”.

Cuestionada al respecto por este periódico, la consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, explicó que su departamento “lleva meses negociando con las entidades financieras, y las cláusulas suelo han sido el principal tema en esas reuniones”. Rojas detalló que dichas entidades “muestran una predisposición absoluta a eliminar las cláusulas suelo, pero lo que proponen es hacerlo paulatinamente por el perjuicio que ocasionaría hacerlo de un plumazo”.
Para la consejera autonómica “es un objetivo de todos dar una respuesta satisfactoria a los afectados y se debe trabajar entre todos para lograrlo”.

Cabe recordar que, en cualquier caso, para conseguir que las entidades financieras devuelvan el dinero ya cobrado por este concepto, hay que optar por una demanda individual, como ya explicó esta semana el letrado tinerfeño Carlos Gómez, reconocido especialista en estos casos.

Rojas negocia convenios para alquileres sociales con viviendas del banco malo
Lamentablemente, las cláusulas suelo están cada vez más de moda en la actualidad jurídico-social, pero no es el único tema que se trata en las reuniones que mantiene la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias con las entidades financieras que operan en el Archipiélago. Su titular, Inés Rojas, desveló a este periódico que si bien esta nueva modalidad de producto tóxico comercializado por la banca entre su clientela española es el principal asunto a resolver, también negocia en pos de un objetivo de evidente interés para la ciudadanía: aprovechar el enorme stock de viviendas en propiedad de los bancos para ampliar la oferta de alquileres sociales.

Aunque la dirigente no quiso ampliar con detalle esta información excusándose en que aún se encuentra en fase de negociación, sí que reconoció que el objetivo es firmar convenios con algunas entidades financieras a tal fin.

Y para saber cuáles son las que interesan, los trabajos se centran ahora en identificar con exactitud cuáles son las viviendas que estas entidades han destinado al llamado banco malo al reconocer su imposibilidad de reventa dado lo precario del mercado a cuenta del estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica en general.

No es la primera vez que Rojas habla de su interés por estas viviendas para destinarlas al alquiler social, por cuanto este se remonta incluso a 2012, pero sí que habla de que ya se negocia al respecto.

Cabe recordar que el Sareb, más conocido como el banco malo, puso hace dos años más de 25.000 viviendas a la venta en Canarias.