X
venezuela >

Maduro y Capriles se estrechan la mano tras el asesinato de Mónica Spear

   
Nicolás Maduro líder opositor, Henrique Capriles

Nicolás Maduro saluda al líder opositor, Henrique Capriles. | REUTERS

EUROPA PRESS | Caracas

La muerte de la actriz, modelo, y es miss Venezuela, Mónica Spear, asesinada esta semana junto a su esposo en Caracas, ha “logrado” una imagen bastante insólita: el apretón de manos entre dos irreconciliables enemigos como son el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Henrique Capriles.

Este inusual encuentro entre ambos se produjo en una reunión en la que Maduro convocó a todos los gobernadores y a los alcaldes electos de los 79 municipios más peligrosos del país para hablar de inseguridad ciudadana, advirtiendo en contra de “convertir el caso (de Spear) en un hecho de politiquería”.

El líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) -coalición opositora-, Henrique Capriles, acudió a la reunión en calidad de gobernador de Miranda, cargo para el que fue reelecto en las elecciones regionales celebradas el 16 de diciembre de 2012.

“Estoy en el Palacio de Miraflores. Por la seguridad de los venezolanos iré a donde sea. Es un clamor nacional parar la violencia que está acabando con nuestro país”, dijo Capriles a través de la red social Twitter.

Y allí, tras meses de insultos mutuos, el presidente venezolano Nicolás Maduro y el líder de la oposición estrecharon sus manos por primera vez desde su disputa electoral del año pasado.

Y es que el mandatario venezolano se refiere a menudo a su rival político como un “fascista” y un “asesino” y lo responsabiliza por las muertes ocasionadas por una ola de violencia luego de que Capriles denunciara el fraude en las presidenciales de abril del 2013 donde Maduro se impuso por 1,5 puntos porcentuales.

Sin embargo, ambos dejaron de lado sus diferencias y captaron la atención con un rápido apretón de manos al inicio de la reunión, para la cual Maduro convocó al Palacio de Miraflores a las autoridades regionales del país con carácter de emergencia luego del crimen que sensibilizó a la opinión pública.