X
política >

Los mejores deseos para 2014

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Brindar por el año nuevo estimula el sistema inmunológico. A esta embriagadora conclusión han llegado unos investigadores de Oregon Health & Science Universit. Se desconoce a ciencia cierta si habían bebido más de la cuenta. Ni siquiera se sabe si empinaron directamente de la botella. Lo que sí han dejado claro es que los excesos en las celebraciones se pagan. No es bueno pasarse de la raya.

El remedio ideal contra la resaca es abstenerse, aunque un equipo de la Universidad de Texas, dirigido por el psicólogo Charles Holahan, cree haber descubierto que los bebedores viven más años. ¿Quién se traga esa teoría? Eso es tanto como deducir que los alcohólicos consumen agua oxigenada para ponerse a tono con sus circunstancias.

Bien, no hay mal que cien años dure. Después de una lustrosa crisis, ya va siendo hora de que el reloj de la economía dé la campanada. En esas estamos, engrasando la maquinaria para que las agujas borden la recuperación sin bordear el abismo de las contradicciones. El tiempo dirá si están cuerdos quienes dan cuerda al dispositivo del optimismo.

Por de pronto, los Reyes Magos vienen cargados de ilusión y de carbón comestible para endulzar el año de la recuperación. Lo pregonó Paulino Rivero en su discurso de Nochevieja: “Se abre una etapa de oportunidades”. Parece que se cierra un ciclo vicioso. “No voy a negar las enormes dificultades que vivimos”, confesó el presidente del Gobierno de Canarias. “Nos enfrentamos a ellas cada día, pero les garantizo que hay razones para creer que lo peor ha pasado. Todo apunta a que 2014 será el primero de los años buenos que tenemos por delante”.

En su alocución televisada, a semejanza de otros mandatarios autonómicos, Rivero se cuidó mucho de no pecar de triunfalista. “Vamos a seguir trabajando duro”, enfatizó. “Se lo debemos a muchos miles de canarios y canarias que quieren y no pueden trabajar”. En un guiño a la principal fuente de prosperidad de los isleños, Rivero proclamó: “Nuestro archipiélago es un tesoro al que doce millones de personas de todo el planeta vienen a ver y a disfrutar cada año”. A escasos días de que Mariano Rajoy lo reciba en el palacio de la Moncloa, el jefe del Ejecutivo regional se despidió con una mano tendida al diálogo, “desde la lealtad institucional y la voluntad de colaboración”. De esa cita del miércoles 8, Coalición Canaria confía en que el presidente del Gobierno de la nación asuma el cumplimiento de las siete promesas que adquirió en el debate de investidura. “Esa cita nos ha devuelto cierta esperanza en que se reconduzcan las relaciones”, ha dicho el secretario general de CC, José Miguel Barragán. “Y es el escenario más propicio para que Rajoy trace una agenda para desbloquear e impulsar los asuntos que permitirían retomar la senda del crecimiento”.

En su balance de 2013, Julio Cruz (PSOE) echó en cara al PP la “traición a la ciudadanía canaria” y la “agresión a los servicios públicos”. Tras un “año terrible”, Nueva Canarias incidirá a lo largo de 2014 en tres reformas clave: la electoral, la del Régimen Económico y Fiscal (REF) y la de la financiación autonómica.

La alegría va por barrios. Los dirigentes del Partido Popular se atragantaron con las uvas del cotillón de Rivero. “La reactivación económica se producirá a pesar de él”, clamó Australia Navarro desde las antípodas. Le duele que se cuelgue medallitas. “Ha pasado las hojas del calendario con más pena que gloria”, observó Asier Antona.

Espera, que el paro descendió en 10.862 personas durante 2013 (107.570 en toda España), hasta situarse en las 274.053. Asombran las luces que iluminan la transición y sorprende la disparidad en la interpretación de las cifras del INE.

La cigüeña de la transparencia trae noticias halagüeñas. Dentro de nueve meses, cualquier ciudadana podrá interactuar con el Parlamento desde casa: de silla a escaño. Participar no hace daño.

sm los miserables 03.jpg

Los sueños se abren camino en una realidad que despierta

En su rica novela Los miserables (1862), Víctor Hugo reflexiona sobre el bien y el mal, la política, la ética, la justicia y la religión. El autor francés articula su argumento en torno a la defensa de los oprimidos, en un contexto de profunda transformación social. Los literatos describen esta obra como una épica historia de amor y honor. Narra la vida de Jean Valjean, condenado por robar una barra de pan y que, tras redimirse, fundó la Policía Nacional. La virtuosa versión musical de Claude-Michel Schönberg adapta los sueños a una realidad a la que le falta el canto de un duro para despertar del letargo