X
líneas de más > Gerardo Daniel Settecase

México hereda el terror colombiano – Por Gerardo Daniel Settecase

   

Tras los acuerdos entre Washington y Bogotá, denominados Plan Colombia, con los cuales la DEA y las fuerzas armadas de ambos firmantes destruyeron los más importantes cárteles de la droga, estos se refugiaron en países más cercanos a sus consumidores, con menos eficiencia policial-militar y más corrupción política trasladándoles el problema, siendo el caso mas grave una México cuya frontera con EE.UU. -el mayor mercado consumidor- es amplísima, cuasi incontrolable y toda esa corrupción e ineficiencia abunda a ambos lados. México sufre ahora el que esos cárteles, como hicieran en Colombia, se disputen lugares de producción e ingreso de drogas a EE.UU. a sangre y fuego masacrando periodistas, políticos, militares y policías honestos, o corruptos involucrados a cárteles adversarios. Y que parte de la sociedad mexicana copiare, no contra el terrorismo marxista FARC/ELN sino contra estos narcotraficantes, a las AUC (Autodefensas Unidas Colombianas), formando Grupos de Autodefensa que, sofisticadamente armados, ajustician narcotraficantes con la Ley del Far West (matar sin juicio previo) llegado a enfrentarse al Ejército mexicano, teniendo desde este lunes sus primeros cuatro mártires en Michoacán. Como ocurriera a los Gobiernos colombianos con las disueltas AUC, al actual y futuros Gobiernos mexicanos estos Grupos de Autodefensa se le pueden convertir en paramilitares incontrolables, pues ya no respetan el Estado de derecho al descreer de políticos, jueces, policías y militares, y no vacilan inclusive en atacarles como ocurriera esta semana con el saldo y en el lugar indicado. ¿La culpa? De un Plan Colombia incompleto, cuyos firmantes no previeron que trasladarían el problema a países donde los narcotraficantes abaratarían costos acercándose a su mayor consumidor, corromperían más fácilmente a políticos, policías y militares donde reciben míseros salarios, y promoverían el nacimiento de grupos paramilitares como estos con que México hereda el terror colombiano.

gerardoctkc@gmail.com