X
por derecho > Marta Gómez

Novedades en el contrato de formación – Por Marta Gómez

   

Recientemente, ha entrado en vigor la normativa por la que se regulan los aspectos formativos del contrato para la formación y el aprendizaje.

El contrato para la formación y el aprendizaje, deberá suscribirlo la empresa con el centro de formación u órgano designado por la Administración que imparta la formación y la persona trabajadora, o sólo con ésta cuando la formación se imparta en la propia empresa, y se formalizarán en los modelos oficiales.

El contrato para la formación y el aprendizaje se celebrará a tiempo completo, destinándose una parte de ese tiempo al desempeño de una actividad laboral retribuida y otra parte al desarrollo de una actividad formativa relacionada con el puesto de trabajo que ocupa la persona trabajadora.

El tiempo dedicado a la actividad formativa no podrá ser inferior al 25% durante el primer año, o al 15% durante el segundo y tercer año, de la jornada máxima prevista en el convenio colectivo o, en su defecto, de la jornada máxima legal. Para el cálculo del tiempo dedicado a la actividad formativa se tomará como referencia la jornada anual, no computándose en ella los días de vacaciones.

Previamente a la formalización del contrato inicial y de sus prórrogas, la actividad formativa será autorizada por el Servicio Público de Empleo competente, que será el Servicio Público de Empleo de la Comunidad autónoma donde esté ubicado el centro de trabajo de la empresa.

El seguimiento, evaluación y acreditación de la formación para la obtención de los certificados de profesionalidad, vinculada a los contratos para la formación y el aprendizaje, corresponderá a los servicios públicos de empleo.

Los costes financiables de la formación en el contrato para la formación y el aprendizaje se calcularán de acuerdo con los siguientes módulos económicos: modalidad presencial: Los costes hora/participante serán de ocho euros; y modalidad a distancia/teleformación: Los costes hora/participante serán de 5 euros.

Existen bonificaciones y subvenciones para cubrir estos costes de la formación. La empresa abonará mensualmente al centro el coste de la formación y se podrá aplicar por ello las correspondientes bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Marta Gómez de GÓMEZ-TOLEDO ABOGADOS
Departamento de Derecho Laboral