X
sucesos >

Pierde una mano el joven que se quemó al robar en un transformador en Arona

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El joven que sufrió una descarga eléctrica el pasado mes de noviembre cuando supuestamente intentaba robar cable de cobre en un transformador ubicado en el término municipal de Arona ha perdido una de sus manos, aunque ya se encuentra de nuevo de Tenerife, según información facilitada por fuentes cercanas a este caso.

Como recordarán los lectores, fue el lunes 4 de noviembre de 2013 cuando en La Sabinita se activaron los servicios de emergencias para auxiliar a un joven que se había quemado.
De la gravedad de su estado da buena cuenta el hecho de que las quemaduras que sufrió al recibir la descarga eléctrica le ocasionaron quemaduras de segundo y tercer grado en el 45% de la superficie de su cuerpo, lo que motivó que esa misma noche fuera trasladado de urgencia al Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y, en la tarde del día siguiente, martes, volase en avión medicalizado desde Tenerife hasta Sevilla, donde fue ingresado en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío. Este centro sanitario es de referencia para este tipo de dolencias y, por ejemplo, es el mismo en el que la candidata a Reina del Carnaval Saida Prieto fue atendida tras el accidente acaecido en la Gala.

Es preciso recordar que, el afectado, identificado por las iniciales J.R.G., fue hallado en la vía pública al recibir la descarga cuando, tal y como confirmó posteriormente la Oficina de Comunicación de la Comandancia provincial de Santa Cruz de Tenerife, intentaba sustraer cable de una línea eléctrica en funcionamiento y se electrocutó. Ahora se confirma que finalmente aquellas quemaduras le han costado una mano.

El de La Sabinita no es el primer caso en el que el rebrote de este tipo de delincuencia que busca metales en las instalaciones públicas para luego venderlos en chatarras acaba ocasionando graves perjuicios a los amigos de lo ajeno. Así, DIARIO DE AVISOS adelantó el fallecimiento de un joven que se electrocutó en 2012 cuando intentaba saquear una torre de alta tensión en Guaza, también en Arona.
De cualquier modo, esta actividad criminal comienza a decaer por el control policial.