X
tribuna>

La polémica del aborto – Por Fermín Bocos

   

La cuestión del aborto a nadie deja indiferente. Drama humano, fuente de polémica social y ahora, también, debate y lío político en el seno del PP. El partido en el Gobierno ganó las elecciones con un programa en el que se comprometía a “promover una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas”: no precisaba el alcance de la reforma: “Cambiaremos -decían- el modelo de la actual regulación (la llamada ley Aido), para reforzar la protección a la vida, así como de las menores”. Como se recordará, el grueso de la polémica que acompañó la tramitación de la ley promovida por el Gobierno Zapatero se centró, sobre todo, en el punto -en opinión de muchos, la barbaridad- que permite a las menores con 16 años interrumpir el embarazo sin conocimiento de sus padres. En 2010 el PP recurrió la ley Aido ante el Tribunal Constitucional. Al día de la fecha, seguimos a la espera de sentencia, y, lo que son las cosas, quizá en ese retraso viaje la solución, digamos salomónica, capaz de zanjar la división de opiniones generado en el seno del PP por el proyecto que apadrina el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Para el ministro una ley progresista por tratarse -son sus palabras- “de una ley en defensa de la vida”. Ha sido Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León quien ha planteado esperar a la sentencia del TC ante el recurso que presentó el PP contra la ley vigente en la actualidad. Con esta propuesta, muy sutil si tenemos presente la actual composición del TC, el presidente Herrera tercia en la polémica de trazo grueso que enfrentaba a sus colegas los presidentes de Valencia (Fabra) y Extremadura (Monago). También el líder gallego Alberto Núñez Feijoo había dejado constancia de sus reticencias respecto del anunciado proyecto. Antes de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, el líder castellanoleonés sugirió que había que escuchar las “opiniones sensatas” de los alcaldes populares de Valladolid (León de la Riva) y de Zamora (Rosa Valdeón), críticos con alguno aspectos del proyecto que promueve Ruiz Gallardón. “Es verdad que la ley anterior puede necesitar una actualización, pero lo que no es razonable es que se elimine el aborto cuando haya riesgo de malformación del feto”, dijo hace unos días Rosa Valdeón. Valdeón fue directora general de Salud Pública y, al igual que el alcalde de la Riva, es médico de profesión. Sin juzgar la decisión final y, por lo tanto, la postura oficial del PP en este asunto -la última palabra que se espera es la de Mariano Rajoy-, tengo para mí que asistir a un debate entre dirigentes de un mismo partido con posiciones encontradas, aunque sea a través de los medios de comunicación, es sano. Sano y democrático.