X
EDUCACIÓN >

Los rectores supeditan la reforma profunda de la Universidad a un pacto de Estado

   

EUROPA PRESS | Madrid

El nuevo presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Manuel López, ha afirmado que una reforma “en profundidad” del sistema universitario español necesitaría de un “pacto de Estado” y ha abogado por reformas “puntuales”, tal y como en principio les ha planteado a los dirigentes universitarios el ministro de Educación, José Ignacio Wert.

“No podemos someter una cuestión estratégica de largo plazo a los vaivenes electorales. Tiene que trascender a los partidos democráticos”, ha defendido el también rector de la Universidad de Zaragoza en una entrevista con Europa Press.

El presidente de la CRUE solicita al Gobierno “flexibilidad” a la hora de aplicar las futuras reformas de la Universidad española, que espera que sean “parciales” y “acordadas” entre Educación y la comunidad universitaria. En este sentido, ha explicado que, dado el carácter heterogéneo del sistema universitario español, no todas las medidas tienen el mismo efecto en cada uno de los centros.

Según el presidente de los rectores, el Ministerio de Educación todavía no les ha planteado ningún tema concreto, pero sí les ha avisado de que los cambios serán “puntuales”. No obstante, López solicita en todo caso a este departamento que dé “facilidades” para la gestión de las universidades españolas. “Esperemos que no nos obliguen a hacer cosas que en algunas universidades no tienen por qué ir bien”, ha añadido.

Al margen de las posibles reformas, los rectores ven “muy urgente” no sólo la financiación “suficiente” de los campus universitarios, una tarea que corresponde a los gobiernos de las comunidades autónomas, sino también acabar con las restricciones en la convocatoria de plazas de profesores en las universidades, cuya tasa de reposición se mantiene en el 10 por ciento, y que compete a la Administración General del Estado.

Esta cuestión, según López, está afectando a la universidad y a la carrera académica de “muchos centenares” de jóvenes investigadores y docentes, pues su futuro profesional depende de estas convocatorias. “Estamos perdiendo a quienes más necesitan la contratación”, ha lamentado, para añadir que los rectores han pedido al ministerio que les permita captar más personal a tiempo completo “respetando el techo de gasto” impuesto por los gobiernos autonómicos.

Sobre el nuevo año que comienza, el presidente de los rectores cree que va a ser “más difícil” económicamente para el sistema universitario español que 2013, aunque espera que sea “capaz de responder bien”.

“El año 2014 va a ser un año igual de difícil económicamente que el año 2013, lo cual significa que va a ser más difícil aún para el sistema universitario”, ha advertido. No obstante, señala que en la medida en que sepa responder la universidad a esta situación, “más reforzada saldrá de la crisis”. “Espero que sepamos aprovechar la dificultad para salir reforzados, aunque sería mejor que no hubiera tanta dificultad”, añade.

RELACIÓN CON EL MINISTERIO
Sobre la relación que actualmente los rectores tienen con el departamento de Educación, que durante el mandato de su antecesora, Adelaida de la Calle, se escenificó incluso un plantón al ministro en un Consejo de Universidades, López señala que las relaciones ya no son tan tensas y aboga por hacer “compatible” el diálogo con manifestar los problemas y preocupaciones de los rectores.

“De mi antecesora hay que recordar que al comienzo de la Legislatura hubo situaciones críticas y muy tensas, pero hemos aprendido todos y tenemos que saber que el diálogo es la manera de solucionar los problemas y no el enfrentamiento”, afirma.

Asimismo, asegura que aunque en el seno de la CRUE haya “intereses diversos”, al final “prevalece el concepto de universidad frente a la heterogeniedad”. Se trata, según ha dicho, de una organización de universidades públicas, privadas, grandes pequeñas, históricas, modernas y con visiones distintas de los rectores, pero que “dentro de esta diversidad, siempre hay un punto de encuentro”.