X
santa cruz >

La refinería no informa del reinicio de su actividad al Ayuntamiento

   
CEPSA Refinería de Santa Cruz de Tenerife

La refinería había vuelto a parar su actividad a finales del pasado mes de diciembre de 2013. / SERGIO MÉNDEZ

N. T. / Y. R. | Santa Cruz de Tenerife

Todo apunta a que la refinería de Santa Cruz de Tenerife reiniciará su actividad de refino de crudo el próximo día 20 de este mismo mes, aunque este periódico ha intentado confirmar el dato en reiteradas ocasiones a lo largo de las dos últimas semanas sin ninguna respuesta por parte de CEPSA.

Un dato del que tampoco ha sido informado el Ayuntamiento de Santa Cruz, según afirmaba ayer el primer teniente de alcalde José Ángel Martín, quien criticó que se enterase a través de los medios de comunicación, tanto de este nuevo reinicio de la actividad de la industria como de la parada a finales del pasado mes de diciembre.

“Poca transparencia”

El edil ya había condenado recientemente la “poca transparencia” en la comunicación de la empresa con el Consistorio local, al que se negó a informar sobre los fuertes olores que había en la ciudad y la gran llamarada a mediados del pasado diciembre, lo que llevó al Ayuntamiento a remitir un escrito a la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias pidiendo que se investigara la intensidad de los olores y las prealertas detectadas en las estaciones de medida de calidad del aire, así como que que se abrieran los expedientes de sanción que correspondieran en caso de incumplimiento.

“Y cuando lo denunciamos -explicó José Ángel Martín- nos enviaron masivamente información que en el fondo era como enviar nada porque tampoco tenemos los técnicos que puedan interpretarlo”.

Por ello, el edil sostuvo que la información que debe dar la empresa “es la justa y la necesaria y la que requiere la ciudadanía, mientras esta industria esté en suelo municipal”.

Dos paradas

Cabe recordar que la refinería había paralizado su actividad de refinado de crudo el pasado 20 de julio de 2013 y que pasó cuatro meses de inactividad hasta el 25 de noviembre, cuando la retomó por tres semanas para procesar unas 220.000 toneladas de crudo, con el objetivo de reducir los inventarios de esta materia prima, actualmente muy altos, y disminuir así sus costes financieros.

Desde CEPSA han informado en reiteradas ocasiones de que las diversas paradas y arranques obedecen a la situación de los mercados internacionales, que no termina de mejorar y estabilizarse.

Sin embargo, la empresa siempre ha asegurado que las reservas energéticas estratégicas del Archipiélago “seguirán estando garantizadas, manteniéndose en sus niveles habituales”.