X
tenerife >

Reponer la iluminación robada en la TF-1 cuesta unos 600.000 euros

   
autopista del Sur TF-1 Las Caletillas luminarias

El tramo de la TF-1 que está a oscuras es el comprendido entre Santa Cruz y Güímar. / SERGIO MÉNDEZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El presupuesto del Cabildo de Tenerife, tras su aprobación en pleno el pasado 26 de diciembre, entró ya oficialmente en vigor con la llegada de 2014. En las cuentas insulares el área de Carreteras y Paisaje se lleva una partida que asciende a casi 34 millones de euros, de las cuales se destina buena parte a la mejora de las vías de toda la Isla, en torno a unos 20 millones. Así, además de esta cuantía la Corporación insular ha presupuestado una partida de alrededor de 600.000 euros para reponer la iluminación de la autopista del Sur (TF-1), afectada por el robo de cable de cobre.

Hace ya bastante tiempo el tramo comprendido entre Güímar y Santa Cruz se vio afectado por la sustracción del cable al poco de su puesta en funcionamiento, lo que supuso el apagón de la vía, explicó a DIARIO DE AVISOS el consejero insular de Carreteras, José Luis Delgado. Indicó que esta partida no solo irá destinada a la propia iluminación, sino también para las arquetas y al propio sistema.

Hizo hincapié en que, con el fin de evitar más robos futuros, dado el elevado coste que supone, las arquetas donde va guardado el propio cable se sellarán, para que así no puedan ser abiertas. Delgado afirmó que aunque el tramo de carreteras dependiente del Cabildo que más ha sufrido el vandalismo en cuanto a iluminación haya sido precisamente la autopista, no se han librado de los robos otras vías como por ejemplo en La Orotava o Tacoronte, entre otras. Asimismo, el responsable de Carreteras puntualizó que este tramo de la TF-1 se ha visto afectado por este motivo en varias ocasiones.

Cabe recordar que aunque la Corporación insular aún no ha asumido el mantenimiento del tramo entre Santa Cruz y Güímar, la iluminación sí que ya estaba bajo sus competencias desde 2010, poco después de su puesta en servicio tras la ampliación a seis carriles. No sucede lo mismo con las competencias en el resto de la vía, ya que pese a que su conservación debía estar ya en manos insulares, aún este trámite oficial no se ha llevado a cabo, al entender el Cabildo que la obra ejecutada por el Gobierno de Canarias presenta algunas deficiencias. Precisamente en estas últimas semanas se ha avanzado y se prevé resolver estos meses. Para ello ambas administraciones financiarán la reposición de medidas de seguridad, por valor de 400.000 euros.