X
tribuna > Carlos Alonso

Y todo a media luz – Por Carlos Alonso

   

Desde hace unos días sabemos un par de cosas nuevas. El sistema eléctrico diseñado por el Gobierno no funciona. La deuda de más de 25.000 millones que existe con las eléctricas la van a pagar los consumidores. Y el año que empieza se va a estrenar trayéndonos como regalo de reyes una nueva subida (otra) en los precios de la luz.

El año acabó con una subasta del precio mayorista de la electricidad con un casi un 30% de incremento sobre el precio del megavatio producido. Si a eso se le unía el 2% ya acordado sobre los peajes (fijado por Industria) la repercusión en el recibo de la luz de enero habría sido de entre un 11 y un 13 por ciento. El Gobierno anuló la subasta alegando poca competencia y pacto especulativo entre las grandes eléctricas. Y el ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró que el sistema no funciona. Algo sorprendente tratándose de un sistema que fue diseñado por el señor Soria y el Ministerio de Industria.

Las grandes eléctricas o entendieron mal el acuerdo negociado en con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con quien se reunieron a comienzos de este mes, o se han pasado de frenada. El Gobierno les ofreció titulizar 3.600 millones de su deuda este año a cambio de que no se produjera una subida drástica en los precios de la luz. Justo lo que ha pasado.
La luz es el elemento fundamental en la actividad de miles de empresas y familias. Una subida de 120 0 130 euros en un recibo que ya ha venido subiendo una y otra vez en los últimos tiempos sería, para el 2014, un navajazo en las previsiones de crecimiento económico. Especialmente porque los consumidores la pagarían, como siempre, tres veces: en sus impuestos y tasas, en su factura particular y en la de los productos que consume cada día.

La suspensión extraordinaria de la subasta (que en sí ya es un hecho grave) va a traer cola. Las cinco grandes empresas eléctricas van a llevarla a los tribunales para que José Manuel Soria y la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia CMNC, prueben jurídicamente lo que hasta ahora sólo son acusaciones de titulares de prensa. Pero ya parece ya claro que lo que les decía hace unas semanas se va cumpliendo. El sector energético se está convirtiendo en un avispero que el Ministro Soria no ha podido resolver. Un avispero intervenido donde más de la mitad de lo que pagamos cada mes en la factura de la luz (un 56%) son costes ajenos al valor de la energía y a su transporte. Es decir, impuestos, subvenciones, primas….

Dije el otro día que la situación de retirar de los presupuesto la compensación a los costos de producción en territorios extrapeninsulares era preocupante. Canarias, es decir Endesa, recibe cada año 1.800 millones por ese concepto. Pero nadie sabe responder si recibirán ese dinero el próximo año o tendrán que cargar una parte a beneficios y otra a la deuda avalada en teoría por el Gobierno central.

Esto no pinta bien. Créanme. En Canarias la producción eléctrica está concentrada casi en una sola empresa, Endesa. Por un conjunto de razones, que no vamos a detallar aquí, ni invierte ni le animan a hacerlo en renovación de equipos. Muchos de los que tiene instalados en la actualidad son obsoletos o están a punto de llegar a su máximo periodo de funcionamiento óptimo.

Si nuestra economía empieza a despegar y a pedir más energía me temo, ya lo dije, que vamos a tener problemas de suministro. Y nuestras redes necesitan urgentemente nuevas inversiones que mejoren el sistema de transporte y su seguridad para evitar cortes y ceros en caso de fenómenos meteorológicos adversos.

Lo que intenta tapar todo este jaleo es que el año 2014 empezará con una subida de los costos de la energía -de entre un 5 y un 7%- lo que será otro nuevo golpe para la economía de Canarias y para los bolsillos de sus empresas y sus ciudadanos. Encarecerá nuestro sector turístico y nos hará perder competencia. Una muy mala noticia que no hace sino confirmar mis peores temores sobre el presente y el futuro de un sector estratégico al que nadie parece hacer caso.

*PRESIDENTE DEL CABILDO DE TENERIFE