X
maldito parné > María Fresno

Viajar ya no es un placer – Por María Fresno

   

Hay muchas maneras de viajar: en un tour, a la playa, al campo, en pareja a lo romántico o en familia, por negocio o por placer. Cada una tiene su particularidad y su momento, pero lo cierto es que los que vivimos en Islas, alejados del continente, tenemos un inconveniente añadido: la limitación de los medios de transporte. Las compañías de bajo coste han ayudado algo, pero por lo demás los canarios estamos condenados a un destierro de sol y playa. Nosotros no tenemos un puente aéreo o un ave de alta velocidad que nos acerque de una capital a otra en muy poco tiempo. Los isleños no podemos programar excursiones un poco más largas de lo habitual cuando llegan puentes y coger el coche e irnos a otra ciudad para cambiar de aires. En ese caso, hay que sacar un certificado de residencia y coger un avión o un barco y pagar más que el resto de los peninsulares. Canarias es líder como destino turístico, pero flaquea en conectividad. Venir al Archipiélago de vacaciones, sea turista nacional o extranjero, es fácil y barato. Pero residir en Canarias es otra cosa. Casi todos los desplazamientos tienen que pasar por Madrid y tienen como protagonista el avión o el barco y el consiguiente desembolso monetario. Por eso es tan importante la subvención al transporte, tanto aéreo como marítimo. No verlo es desconocer por completo la realidad de las Islas y de los que vivimos en Canarias. Y esto es exactamente lo que ha hecho el PP eliminando la línea marítima de obligación de servicio público entre Canarias y la Península en lo que respecta a las islas de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma. La conectividad de estas islas con la Península queda a merced de que las compañías decidan o no incluirlas en su oferta, y como estas líneas suelen ser deficitarias, no lo harán. La mejora de la conectividad de Canarias con el exterior no solo es obligada para que los isleños podamos disfrutar de unas buenas vacaciones sino que es una necesidad más para el desarrollo económico y social de las Islas. No se puede dejar en el más puro destierro económico a islas no capitalinas porque esta exclusión influirá negativamente en el desarrollo de las mismas. Lo que me extraña es que el Gobierno del PP no entienda esta cuestión teniendo en sus filas a un ministro canario. Pero una de dos, o no es tan influyente como cuentan aquí sus discípulos, o también es de los que opina que los canarios no necesitamos un plus para ser igual que el resto de los españoles. Él sabrá.

@MariaFresno72
www.mfresno.blogspot.com