X
PUERTO DE LA CRUZ>

Aqualia no costeará los filtros en los depósitos que abastecen el agua

   
grifo de agua

Los vecinos de San Antonio esperan que a partir de julio puedan consumir agua potable de calidad. | J. GANIVET

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

La empresa responsable del suministro de agua potable en Puerto de la Cruz, Aqualia, no costeará los filtros que se instalarán en los depósitos de abastecimiento de Mar Dulce y La Montaña. La financiación de los sistemas de filtración será asumida por el Ayuntamiento, quien mantiene conversaciones con el Cabildo de Tenerife para incluir los trabajos en el Plan Insular de Cooperación, igual que la rehabilitación de la charca de La Vera.

Así lo trasladó el jueves por la tarde ante más de 40 personas la concejal de Sanidad del consistorio portuense, Antonia Domínguez, durante una charla organizada por la asociación de vecinos La Jeriguilla, del barrio de San Antonio, uno de los más afectados por la turbidez y la mala calidad del líquido elemento, en la que también estuvieron presentes los representantes de la concesionaria David Díaz y Braulio Domínguez.
La edil precisó a este periódico que existen discrepancias acerca de quién tiene que costear estos elementos, si la empresa o el Ayuntamiento, y por eso, el grupo de gobierno (CC-PP) decidió enviar un informe al Consejo Consultivo para que esta institución determine quién es el responsable de acarrear con una inversión que supera los 480.000 euros y que estará lista dentro de cuatro meses.

Pero para no perder más tiempo, dado que la Dirección General de Salud Pública exigió en octubre de 2013 que se solucionara este eterno problema, la corporación local asumirá el coste de instalar sistemas de filtración en los depósitos al objeto de cumplir lo establecido en la normativa de criterios sanitarios de la calidad del líquido.

El presidente de la asociación de vecinos, Juan José Martín González, corrobora las declaraciones de Domínguez y añade que la edil también se comprometió a que “una empresa externa realice los análisis de la calidad del agua, a trasladarle los resultados a los vecinos en un mes y medio y a buscar la fórmula para reducir la factura de los afectados”.

También indica que pese a que en mayo de 2013 se entregaron a Aqualia 498 firmas para quejarse de la calidad del servicio, Braulio Domínguez argumentó “que para la empresa contaba como una única reclamación, porque cada queja tiene que presentarse de forma individual”.

A partir de ahora, sostiene Martín, los vecinos “miraremos con lupa si cumplen lo prometido”. Caso contrario, advierte, “convocarán una manifestación a las puertas del Ayuntamiento y una concentración frente al edificio de Aqualia, para exigir un servicio de calidad”.