X
el hierro >

Belén Allende: “¿La demanda a Padrón? Pregunte a Alpidio”

   
Pleno Cabildo de El Hierro Alpidio Armas

Alpidio Armas, en el centro, actual presidente del Cabildo de El Hierro. / DA

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

Tal y como adelantó ayer este periódico, Tomás Padrón, expresidente del Cabildo herreño por AHI-CC, ha sido denunciado por la Fiscalía por un presunto delito contra la ordenación territorial, una denuncia que llega tras la interposición de otra por parte del actual equipo de gobierno del Cabildo, PSOE-PP, en relación a un expediente de construcción de una explotación ganadera que se iba a instalar en La Frontera pero que acabó ubicándose en San Andrés, todo para no perder una subvención.

La Fiscalía asegura que dicho expediente fue impulsado por el expresidente del Cabildo en 2006 en una zona en la que en su mayor parte está prohibida tal instalación por el PIOH de El Hierro, así como por el PGO de Valverde.

El denunciado, Tomás Padrón, no ha accedido a hacer declaraciones ni tampoco Belén Allende, su antecesora en el cargo en este mandato, antes de que una moción de censura firmada por PSOE-PP le diera la presidencia al socialista Alpidio Armas.

Allende, sin embargo, explicó: “Nos hemos enterado de este auto hoy mismo y hasta mañana no daremos una opinión al respecto”, refiriéndose la consejera insular a la reunión del consejo político de la Agrupación Herreña de Independientes, convocado para hoy. “Si quiere saber algo de la denuncia, pregúntele a Alpidio Armas y a sus socios de gobierno”, nos invitó, sensiblemente afectada, Belén Allende.

Y contactamos con Alpidio Armas, actual regidor del Cabildo, quien también se enteró por este medio de la apertura de diligencias en el juzgado de Valverde. “Nosotros solo pusimos los hechos en conocimiento de la Fiscalía, no denunciamos a nadie”, comentó Armas, para añadir: “No he venido al Cabildo a levantar alfombras, pero tampoco a solventar reparos a anteriores presidentes”, aclarando que su actuación se debió a un mandato plenario.

Armas recordó que todo sucedió cuando se le pasó a la firma un pago de 200.000 euros a la empresa Tragsa, con informe negativo del interventor por indicios de irregularidad. “Por lo que me negué a levantar el reparo” y “ponerlo en manos de quien corresponda”, finalizó.