X
INMIGRACIÓN >

Bruselas pide explicaciones por el uso de balas de goma en Ceuta

   

EUROPA PRESS | Madrid

La comisaria de Interior, Cecilia Malmström, se ha declarado este viernes “muy preocupada” por el uso de balas de goma por parte de la Guardia Civil la semana pasada para evitar que inmigrantes irregulares entraran en Ceuta a nado desde Marruecos y ha reclamado explicaciones a las autoridades españolas por este “grave asunto”.

“Muy preocupada por el hecho de que la policía fronteriza española utilice balas de goma para disuadir a los inmigrantes en Ceuta”, ha escrito Malmström en su cuenta de Twitter. “Espero aclaraciones de las autoridades”", ha agregado.

El portavoz de Interior, Michele Cercone, ha avisado posteriormente de que “la Comisión se reserva el derecho de dar los pasos adecuados cuando haya pruebas de que un Estado miembro haya vulnerado la legislación de la UE”.

El Ejecutivo comunitario considera que “las autoridades españolas tienen la responsabilidad de investigar las circunstancias de este particular incidente en Ceuta”. “La Comisión pedirá explicaciones a las autoridades españolas sobre estos acontecimientos a medida que continúan desarrollándose”, ha indicado Cercone.

Bruselas ha exigido además a España que “garantice el pleno respeto de los derechos fundamentales en su cooperación con Marruecos”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, confirmó este jueves en el Congreso que la Guardia Civil destacada en Ceuta disparó material antidisturbios al agua durante el intento de entrada en España de un grupo de inmigrantes en el que murieron al menos 11 personas el pasado jueves, pero ha asegurado que “no hay relación causa efecto” entre esta práctica y las muertes.

Pese a admitir que la gestión de las fronteras exteriores es responsabilidad de los Estados miembros, la Comisión ha resaltado que “cualquier medida de vigilancia fronteriza debe ser proporcionada a los objetivos perseguidos y debe respetar los derechos humanos, el principio de no devolución y la dignidad humana”.

La comisaria de Interior ya chocó a finales del año pasado con Fernández Díaz a cuenta de la instalación de cuchillas en la valla fronteriza de Ceuta. Aunque admitió que las concertinas no vulneran el derecho de la UE, sostuvo que no son eficaces porque no frenan la entrada de inmigrantes sino que les hacen llegar con más heridas y apostó por medidas alternativas.