X
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN >

Los nacionalistas canarios exigen una financiación justa, planes de empleo y parar los sondeos

   

EUROPA PRESS / DIARIO DE AVISOS | Madrid / Santa Cruz de Tenerife

Los nacionalistas canarios de Coalición Canaria y Nueva Canarias han denunciado este miércoles ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el “retroceso masivo” que han provocado las “contrarreformas ultraliberales” y marcadamente “ideológicas” que ha puesto en marcha su gabinete y han defendido la celebración de un referéndum en su comunidad sobre las prospecciones petrolíferas que quiere hacer Repsol en sus aguas. En términos generales han reclamado un sistema de financiación más justo, la reposición de los planes de empleo, el cumplimiento de los convenios y parar las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote.

Así se ha pronunciado durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Nación el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, quien ha reprochado a Rajoy los incumplimientos de su programa electoral, su “engaño masivo” a los ciudadanos y su excesivo “triunfalismo” en materia económica.

“Hizo un discurso centrado en los datos, pero del que excluyó a las personas”, le ha recriminado, reprochándole también que haya decidido afrontar la crisis desde el “pensamiento ultraliberal” y haciendo recaer “la responsabilidad en los débiles”, recortando servicios públicos, y respetando únicamente “los intereses de los auténticos responsables de las crisis”.

En este sentido, le ha acusado de emprender una “campaña de contrarrefromas acelerada” guiada por la pura “ideología” por la que pretende aprobar una “innecesaria” Ley del Aborto, “que atenta contra los derechos de las mujeres”, una “ley antiprotesta” que cuestiona hasta al Poder Judicial, y también finiquitar la Justicia Universal”. “Esto es un retroceso masivo”, se ha quejado.


NUEVA FINANCIACIÓN Y EL REF

En el plano canario, Quevedo ha denunciado que Rajoy no ha cumplido ni uno de los siete compromisos que él mismo adquirió con el archipiélago en el debate de investidura. “Usted dice que quiere mucho a Canarias, pero hay cariños que matan. Obras son amores y no buenas razones, y las obras son cumplir con canarias, con sus leyes, su fuero y con el Régimen Económico y Fiscal (REF) canario”, ha sentenciado.

Tras recordar que su comunidad tiene siete puntos de paro más que la media y una tasa de pobreza que supera en once puntos a la media, ha puesto deberes al presidente del Gobierno: Que revise la financiación autonómica para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos, que recupere la financiación para el Plan Integral de Empleo en su comunidad, que ha “desaparecido”, y que deje de “maltratar” al archipiélago como viene haciendo en los tres últimos años con los Presupuestos Generales del Estado.

Quevedo también ha dejado claro que “sospecha” que Rajoy está beneficiando con inversiones a las comunidades gobernadas por el PP en detrimento de Canarias y le ha echado en cara la “intensísima campaña en favor de Repsol” que, a su juicio, está haciendo el Ejecutivo.

EL PP HACE EL “RIDÍCULO” CON LAS PROSPECCIONES

En este punto, ha denunciado que, al apoyar las prospecciones petrolíferas, el Gobierno actúa contra “los intereses generales de Canarias”, y que, además, contradice junto con el PP canario, la posición en contra de la misma actividad en el Mediterráneo que mantienen los ‘populares’ tanto en la Comunidad Valenciana como en Baleares.

Así, ha recordado que el PP fue único partido que este martes votó en contra de la resolución del Parlamento canario para pedir autorización al Gobierno para convocar una consulta sobre las prospecciones de Repsol. “Es contradictorio y casi ridículo que el PP diga en Canarias lo contrario que en la Comunidad Valenciana y Baleares”, ha dicho.

“Hagamos la consulta y comprobará cómo los canarios le van a decir que no. No vamos a aceptar el último argumento que les queda en esta materia, el de Marruecos”, le ha avisado, a la vez que ha aprovechado para afear a Rajoy que su Gobierno esté “abandonado la defensa del derecho a la libre autodeterminación del pueblo saharaui”.