X
arona >

CC niega realizar adjudicaciones irregulares

   
AYUNTAMIENTO DE ARONA

El Ayuntamiento de Arona adjudicó el servicio de mantenimiento por más de 13 millones de euros. / DA

NICOLÁS DORTA | Arona

El Ayuntamiento de Arona, donde gobierna Coalición Canaria por mayoría absoluta, aparentó ayer sorpresa por la sentencia de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que ha anulado, en fallo firme y donde no cabe recurso, el actual concurso del servicio municipal de mantenimiento de edificios públicos y vías de Arona.

La Administración Local afirma que no conoce este documento sino por los medios de comunicación. En esta línea, el concejal de Obras del Ayuntamiento de Arona, Ramón García, argumenta que las adjudicaciones, concretamente en este servicio que representa “se han hecho de manera legal y objetiva por la parte que a la Administración Local le toca”, aunque otra cosa, matizó, “son los intereses que pueden tener cada empresa, recurriendo estas adjudicaciones, como así se ha hecho ante los tribunales y que cualquier ciudadano tiene derecho”, dice el edil. “Mi responsabilidad como concejal es actuar dentro de lo que nos exige la ley en las mesas de contratación, donde hay juristas, técnicos y demás personal. Desde mi posición, las cosas se hacen manera objetiva”, insistió Ramón García.

El documento del TSJC desestima parcialmente el recurso de apelación de la actual empresa, la UTE Elsamex-Tinerfeña, contra una sentencia del 8 de mayo de 2012 que favoreció a la anterior Pepe de la Rosa, que a su vez recurrió una serie de especificaciones en una adjudicación muy igualada, con una diferencia de dos décimas.

El magistrado ratifica así la resolución del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Santa Cruz de Tenerife y entiende, por tanto, que en este concurso público pudo haber algunos errores.

El pleno del 27 de mayo de 2010 desestimó un recurso presentado por Pepe de La Rosa contra una adjudicación provisional de este contrato que se estipulaba desde 2009 a 2013 por más de 13,8 millones de euros, adjudicado definitivamente en junio a la UTE Elsamex S.A-Tinerfeña de Obras Públicas SL.

Asimismo, la sentencia de hace dos años ordenaba ya la retroacción y la realización de una nueva valoración de las dos empresas porque estima que en la puntuación podían existir errores que incurrían en una actuación “arbitraria” para la contratación de dicho servicio municipal.