X
bancos >

Consumo abre expediente a varias entidades financieras por abusos

   
Gustavo Matos

El director general de Consumo, Gustavo Matos. / S. M.

M. F. | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Consumo, ha abierto un total de 80 expedientes sancionadores a varias entidades financieras por aplicar cláusulas abusivas en la suscripción de contratos bancarios. Estas sanciones se incluyen dentro de la campaña que Consumo inició el pasado mes de julio y en la que se ha inspeccionado a las 22 entidades crediticias que operan en Canarias.

En total, los inspectores de consumo se han acercado a unas 130 sucursales que aportaron 409 contratos y 386 documentos relativos a información precontractual. Los productos financieros objeto de la inspección se centraron en los préstamos con garantía hipotecaria, préstamos hipotecarios, tarjetas de crédito, cuentas corrientes, libretas de ahorro e imposiciones a plazo fijo.

El director general, Gustavo Matos, reconoció que algunos de los inspectores se encontraron con “algún problema” al solicitar la documentación, pero que, en líneas generales, la mayor parte de las entidades “mostraron colaboración”. Una vez analizada la documentación aportada, los inspectores se encontraron con que en el 80% de los casos se aplicaron cláusulas abusivas en los contratos relacionados con las tarjetas de crédito. En este sentido, Consumo ya ha abierto los expedientes que llevan una sanción económica que puede oscilar entre los 3.000 y 15.000 euros. No obstante, Matos recordó que el Gobierno no puede rescindir el contrato “solo abrir expediente. Son los tribunales quienes anulan las cláusulas, aunque una sanción de este tipo ayuda”.
Por ello, animó a los clientes a denunciar para “acabar con la sensación de impunidad”.

La Unión Europea archiva la multa

La Comisión Europea decidió ayer archivar sin multas el expediente contra Visa por prácticas restrictivas de la competencia tras lograr que la compañía aplique una rebaja de entre el 40% y el 60% en sus comisiones interbancarias por pagos con tarjeta de crédito, hasta situarlas en un nivel del 0,3% del valor de la transacción. El tope a estas tasas, que pagan los comercios por aceptar tarjetas pero se acaban repercutiendo a los clientes, se aplicará tanto a las transacciones nacionales como a las que se producen en otros países de la UE. El Ejecutivo comunitario mantiene el expediente abierto por lo que se refiere a las operaciones fuera de territorio comunitario. Visa se compromete además a reformar sus reglas de funcionamiento para facilitar la competencia transfronteriza.