X
canarias, ¿futura región petrolera? > la controversia de los sondeos

El crudo hallado hasta hoy cerca de Canarias, aún sin interés comercial

   
Buque del tipo FSPO prospecciones petrolíferas sondeos petrolíferos

Buque del tipo FSPO, utilizado por Tullow Oil PLC para extracciones de crudo en el mar en Ghana. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El nuevo hallazgo de petróleo y gas en la costa mauritana por parte de la británica Tullow Oil PLC a unos mil kilómetros al sur de Fuerteventura carece aún de interés comercial, como ya ocurriera con otros descubrimientos de hidrocarburos frente a las islas orientales y al sudoeste, aunque se trata de un indicio que puede aumentar las posibilidades de dar con un yacimiento importante en los sondeos que prevé hacer Repsol junto a Canarias.

Así lo aseguró ayer el geólogo tinerfeño Antonio Afonso, ya jubilado y con una amplia experiencia internacional en la búsqueda de crudo para varias multinacionales, entre ellas Repsol. De hecho, llegó a elaborar en su día para la estadounidense Chevron un proyecto -no llevado a cabo-para explorar en la costa mauritana donde ahora se han encontrado esos indicios.

“Ese depósito de hidrocarburos [de 30 metros de espesor] está en formaciones de arena denominadas turbiditas, que datan del Cretácico Superior, con unos 80 millones de años, que tiene porosidad y permeabilidad muy altas, lo cual es bueno para el petróleo, que, conviene recordar, no está en bolsas, como se suele decir, sino impregnado en esta arena, que podemos encontrar en toda la costa occidental africana”, explicó el experto, natural de La Laguna.

“Lo que está claro”, añadió el geólogo, “ es que estamos ante una zona caliente porque hay generación de petroleo, y se acumula en ese mismo tipo de materiales y rocas almacén que se espera encontrar en Canarias y en Marruecos, donde ya hay buscando muchas compañías, y de hecho, en el lado marroquí existen dados permisos desde el Estrecho hasta el Sahara Occidental”.

El depósito de oro negro detectado por la petrolera británica se localiza a más de 5.400 metros bajo la superficie del mar, de los que 1.200 corresponden a la columna de agua oceánica. La propia Tullow Oil PLC ha admitido en un comunicado que, “si bien es alentador” este hallazgo, “se requerirán posteriores evaluaciones y análisis antes de proseguir la actividad de exploración”.

“La consulta no tiene sentido ahora”

Afonso cree que la consulta popular solicitada por el Gobierno canario no está justificada en la actual fase de sondeos, en la que, a su juicio, el riesgo es mínimo. “Todos los días se hacen 500 perforaciones en el mundo y no pasa nada, en España se han realizado 800”, señala el geólogo. Otra cosa es que, si se descubre mucho petróleo o gas, y se plantee la explotación de este recurso, “entonces ya se podría discutir si celebrar o no una consulta, pero está claro que el oso no ha nacido todavía”, ironizó.

Este experto ha trabajado para Shell, Chevron Oil, Gulf Oil, Oxy o Repsol en Europa, África y Oriente Medio. De ahí que, desde su experiencia, asegure que hoy existe “tecnología que permite perforar con total seguridad hasta 5.000 metros de profundidad”. Afonso aclara además que, aunque Repsol tiene autorizada una cuadrícula que se acerca a 10 kilómetros de las islas orientales, en realidad nunca sondearía a esa distancia, porque es zona volcánica y no hay petróleo.