X
EN LA CARRERA >

La Cuesta se enferma – Por Domingo J. Jorge

   

A pesar de los cuidados intensivos, o alguna medida de urgencia, que se ha impuesto la concejal de Sanidad del Ayuntamiento lagunero, Candelaria Díaz, a pesar de su insistencia y severa labor, me da la impresión de que La Cuesta se enferma, y no por culpa de Cande Díaz. El otro día, escuchaba unas declaraciones de Carlos Alonso, el presidente del Cabildo de Tenerife, en la que espetaba que el cuerpo le pedía pedir la dimisión de la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza. Lo que le pide el cuerpo a Carlos Alonso creo que es ahora mismo un habitual entre muchos canarios, que ven cómo el barco de la sanidad pública se está yendo a pique. No sé si la culpable es Brígida Mendoza de lo del cierre del Centro de Salud de La Cuesta, de que otros Centros de Salud en La Laguna estén llenos hasta la bandera, de que las ambulancias no sean suficientes, de que falten pediatras -públicos claro, no de consulta privada- en Aguere, de que los mayores en muchas ocasiones se vean imposibilitados de acudir a una consulta porque no pueden ir solos, de que…, se me ocurren otras muchas cosas que suceden de forma semejante en otros municipios. Pero… lo que sí sé es que Brígida Mendoza cobra todos los meses por organizar la Sanidad en Canarias. Ahora bien, se nos podrá decir que el problema es económico, y que no contamos con grandes fondos para tener una Sanidad con camas de oro, pero creo yo que para tener una Sanidad, como Dios manda, con poquito, pero organizados, la podemos tener.

Vuelvo a nuestro municipio, a Cande Díaz, y a nuestro consistorio. Es increíble que el Ayuntamiento de La Laguna, con buen tacto, se haya visto en la necesidad de intermediar entre los vecinos de La Cuesta y la inoperancia de la Consejería de Sanidad regional, para que, de una vez por todas, esa promesa se cumpla, la de que La Cuesta contará con centro de salud. Bueno, esa promesa y ese derecho a que la Sanidad de verdad llegue de la mejor manera y más directa al usuario, que es para lo que se supone que están los Centros de Salud. Y vuelvo también a la frase de Carlos Alonso, “el cuerpo me pide pedir la dimisión de la consejera de Sanidad”, ciertamente no es para menos.