X
Santa Cruz >

Doce millones para acondicionar toda la superficie de la Vía Litoral

   
Doce millones para acondicionar toda la superficie de la Vía Litoral

El paseo litoral tendrá una parte para peatones y otra para bicis. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Las obras para acondicionar la superficie de la Vía Litoral de Santa Cruz de Tenerife comienzan de inmediato, una actuación que supone una inversión de más de 12 millones de euros entre 2014 y 2015, que serán aportados por las cuatro administraciones implicadas: Ayuntamiento, Cabildo de Tenerife, Autoridad Portuaria y Gobierno de Canarias. Las primeras aportarán tres millones entre las dos, mientras que desde el puerto tinerfeño se invierte la mayor cantidad, ocho millones de euros, destinados a la construcción del túnel de la vía de servicio. Por último, el Gobierno de Canarias aporta un millón de euros, ya consignado en los presupuestos de este año.

La primera fase de las obras, anunció el jueves el edil de Obras y Servicios de Santa Cruz, Dámaso Arteaga, comienza esta misma semana, con lo que en un plazo de cuatro meses se pretende que se vean los primeros resultados de este proyecto que cuenta con una financiación de 440.000 euros.

Así lo explicaba Arteaga en la comisión de control municipal y en respuesta a una pregunta de Sí se puede, formación que no comparte el proyecto elegido para la zona ya que, como señaló el edil Pedro Fernández Arcila, “realiza un tratamiento deficitario del espacio destinado al peatón”.

Según detalló Arcila, “se reduce el ancho del paseo y con la añadidura de que la existencia de aparcamientos y diversos elementos dificultan el paso”. “Es un mal proyecto”, sentenció el edil de Sí se puede.
Las críticas de Arcila se centraron, además de la reducción de espacio para los peatones, en cuestiones tales como que se crean plazas de aparcamientos en un espacio que a priori estaba dedicado a zonas libres, y que en otra parte de la vía se coloca un muro de 1,80 metros, con lo que en ese punto del paseo se pierde definitivamente la visión del mar. Por último, Arcila reclamó que se plantaran árboles como laureles de indias sobre la superficie para dotar de sombra el paseo.

Arteaga defendió todas y cada una de las actuaciones y respondió a Arcila que hacía una visión “retorcida” de lo que es el proyecto en realidad. Según el concejal de Obras y Servicios Públicos, “el muro es provisional y se hace para cerrar la parte de la obra, dependiente de la Autoridad Portuaria, que aún estará sin terminar cuando nosotros acabemos la nuestra”. Recordó Arteaga que cuando eso ocurra, el espacio que queda justo enfrente del bar El capricho, “se abrirá para los bailes de carnaval, de forma que abriremos el 80% de la superficie del túnel para el disfrute de los vecinos”.

En cuanto a los aparcamientos, Arteaga lamentó que Arcila no compartiera el acuerdo al que se llegó con los comerciantes que finalmente renunciaron a las 430 plazas que pedían y aceptaron que se colocaran en línea. “No podemos colocar árboles sobre el túnel por seguridad”, dijo el edil de Obras ante la petición de más zonas verdes, añadiendo que “de los 440.000 euros que cuesta la obra, 145.000 están destinados a zonas ajardinadas”.

HERZOG & DE MEURON

El resto de grupos coincidió en la falta de participación, tanto de las formaciones políticas como de los propios vecinos. Desde XTF, José Manuel Corrales, lamentó que “nos enteremos del proyecto cuando casi empiezan las obras”. Por su parte, el PP, a través de Ana Zurita, recordó que ya existe un proyecto para acercar la ciudad al mar a través del acondicionamiento de la plaza de España: “Me gustaría saber qué cosas de este proyecto son definitivas y qué no lo son y cómo van a conectar este proyecto con el de Herzog & de Meuron”. Preguntas que no obtuvieron respuesta.