X
futuro plural >

La Gesta del Cabildo – Por Pedro Fernández Arcila

   

El gobierno insular quiere resucitar la empresa Gestión Insular de Aguas de Tenerife (Gesta) con la finalidad de permitir la inversión privada en infraestructuras hidráulicas supra municipales. La justificación para la creación de esta empresa por el Cabildo , de acrónimo Gesta, allá por el año 2010, estaba relacionado con lo que llamaban un nuevo modelo de colaboración público-privada que permitiera sumar los recursos de las Administraciones Públicas “con los fondos inversores privados que vean en este proyecto una oportunidad de materializar beneficios fiscales y/o obtener una renta razonable a su inversión” (página 9 de la Memoria Económica). Concretamente esta reproducción postmoderna del caduco modelo insular del agua pretende entregar a los operadores privados la gestión de infraestructuras supramunicipales como desalinizadoras, desaladoras, depuradoras y sus conducciones de transporte. Conforme a esta propuesta el gran capital privado recibirá, a cambio de invertir en la construcción de estas infraestructuras, cuantiosos beneficios derivados de su explotación durante cuarenta años, abriéndoles las puertas al mercado del agua, lo que supondrá delegar en manos privadas el control de un sector estratégico. Por ejemplo, la non grata Sacyr estaría encantada con lo que eufemísticamente llama el Cabildo colaboración pública privada, porque con esta propuesta le permitirían entrar en el mercado del agua desalada mediante la ampliación de la EDAM de Santa Cruz, lo que supondría controlar más de dos terceras partes del agua que consumiremos los santacruceros durante, al menos, mediados del presente siglo. De todo lo que podría decirse en este breve espacio, hay dos cosas que quisiera destacar porque me llaman poderosamente la atención. Por un lado que la reactivación de este modelo liberalizador se produzca en pleno debate del Plan Hidrológico Insular, sin que este documento, en un ejemplo inigualable de ocultación, haga la más mención a esta fórmula privatizadora. Pero, sobre todo, lo más llamativo es que esta apolillada “gesta insular” se produzca cuando, después de varias decenas de años ausentes en el poder, cogobierna en la institución insular un partido que se llama socialista.

*CONCEJAL DE SÍ SE PUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ