X
ECONOMÍA >

Gobierno y Ashotel darán trabajo a 150 personas en el sector turístico

   
Jorge Marichal y Francisca Luengo

Los representantes de Ashotel y la Consejería regional de Empleo, durante la rueda de prensa de ayer. / E.P.

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Un traje a medida para los empresarios. Así se puede resumir grosso modo la iniciativa presentada ayer por la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) para crear trabajo local. Se trata de un programa de formación a la carta con compromiso de contratación por parte de la patronal y en el que participarán 150 desempleados escogidos expresamente del del Servicio Canario de Empleo (SCE).

El programa, que cuenta con una inversión de medio millón de euros, comprende la creación de diez cursos relacionados con los segmentos de bares, restaurantes y pisos, y otros específicos de inglés, alemán y ruso. El compromiso de los empresarios asociados a Ashotel es el de contratar por un mínimo de seis meses al 50% de los parados formados en certificados de profesionalidad, y al 30% de los que reciban aprendizaje de idiomas.

La selección inicial de los aspirantes la hará el Servicio Canario de Empleo entre personas sin cualificación y otras, que con formación relacionada en el sector, tienen un déficit en idiomas, aunque “la decisión final” la tendrá el empresario que participará también en todo el proceso.

La consejera regional Francisca Luengo agradeció el interés de la patronal para poner en marcha este proyecto y avanzó que si marcha bien lo más probable es que se pueda trasladar a otros sectores, “aunque por el momento hablamos de turismo”.

Con inglés no hay hambre

El presidente de la patronal, Jorge Marichal, se mostró convencido de que la iniciativa saldrá bien “porque recoge lo que siempre hemos demandado. No vamos a desaprovechar que nos hayan escuchado, ya que en Canarias ha habido muchos problemas con los idiomas y hay que enfocarlos mejor. Tenemos que se competitivos y a los empresarios se nos hace muy difícil encontrar a alguien de las islas con idiomas. Eso hay que cambiarlo. Con más de 10 millones de turistas al año, debemos ser bilingües. Porque estoy seguro de que si hablas inglés no pasas hambre en Canarias”. Marichal también se refirió al certificado de residencia y señaló que le provoca risa toda esta polémica porque es “lamentable” que a día de hoy “tengamos que ir con el papelito del certificado a todos lados”.

En cuanto a la ley de rehabilitación turística, el presidente de la patronal acusó, en esta ocasión en los micrófonos de Radio El Día, a los empresarios grancanarios de “especular” con el suelo de Gran Canaria y de “incitar” al pleito insular. Su homólogo en Las Palmas, Fernando Fraile, insistió, sin embargo, que existen más posibilidades de construir nuevo hoteles de cuatro estrellas que de cinco, como contempla la actual Ley en Gran Canaria.