X
ENSEÑANZA >

El Gobierno asume el Pacto por la Educación y promete más dinero

   
Foto de familia del Pacto por la Educación, en la sede del Consejo Escolar de Canarias, ubicada en el casco histórico lagunero. | SERGIO MÉNDEZ

Foto de familia del Pacto por la Educación, en la sede del Consejo Escolar de Canarias, ubicada en el casco histórico lagunero. | SERGIO MÉNDEZ

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno canario aumentará los recursos para el sistema educativo en 2015, último año de la legislatura, y aboga por que esta tendencia se mantenga en los años siguientes. Ese fue el compromiso que ayer adquirió el vicepresidente del Ejecutivo y consejero del área, José Miguel Pérez, en la presentación del Pacto Social, Político y Económico por la Educación 2014-2020, alcanzado en el seno del Consejo Escolar de Canarias (CEC).

Este gran acuerdo, uno de cuyos 10 objetivos estratégicos es precisamente incrementar los recursos económicos destinados a la educación, está apoyado por los representantes de profesorado, padres y alumnado, los principales sindicatos y organizaciones empresariales; las cámaras de comercio, así como por los cabildos, los ayuntamientos y el propio Gobierno canario.

De hecho, Pérez indicó que “asume el contenido del documento” aunque no lo comparta en todos los puntos y crea que falten otros, y asumió el compromiso de “trabajar por que se lleve a cabo”, incluyendo el capítulo presupuestario. De ahí su promesa de que, al igual que este año, aumentará en 2015 los recursos económicos en Educación, “si es posible, también en la inversión”, pese a los “centenares de millones de euros” que ha perdido Canarias en los últimos años de financiación estatal.

La presentación del pacto se celebró ayer en la sede lagunera del CEC cuya presidenta, María Dolores Berriel, advirtió de que en Europa la inversión media en este servicio esencial es del 7,9% del PIB, mientras que en España se sitúa en el 4,52% y “la previsión es reducirla al 3,5%”. “En Canarias hay que hacer un esfuerzo mayor y debe haber un acuerdo político para mantener una inversión sostenida en educación”, apostilló. Este acuerdo fue propuesto en abril de 2013 al CEC por el consejero y aprobado el 21 de diciembre pasado por unanimidad en este órgano consultivo, que ahora se propone divulgarlo y debatirlo en los centros educativos y los consejos escolares municipales de todas las Islas.

“El pacto supera con creces lo que la Consejería planteó inicialmente, y estamos ante un acontecimiento que desgraciadamente no es frecuente en nuestros días”, aseveró Pérez, quien subrayó que los objetivos, estrategias y medidas contenidos en el documento deberán guiar la acción del Gobierno y del Parlamento canarios hasta 2020 para “todos los niveles educativos”.

Del flamante pacto, Pérez destacó el concepto de la educación como una tarea que durará toda la vida de los ciudadanos, la “pelea” contra el abandono escolar, y, “como fortaleza, los principios de equidad e igualdad de oportunidades” así como el objetivo de extender la enseñanza a niveles no obligatorios”.

Un gran consenso sobre lo básico que llega, dijo, en un contexto general de “retrocesos” en “recursos y oportunidades”, pese a lo cual, según puso de relieve el vicepresidente del Gobierno, “los centros educativos canarios están ganando la batalla a la crisis”. Como ejemplos, citó el abandono escolar (“que sigue bajando”) y la enseñanza de idiomas (“estamos en cabecera de España en oferta idiomática”).

El pacto goza del apoyo de los sindicatos STEC, ANPE, UGT, CC.OO. e Intersindical; la Unión de Estudiantes de Canarias (Udeca); los centros privados y concertados; las dos universidades públicas; la Federación de Municipios (Fecam), las patronales CEOE de las dos provincias; las dos Cámaras de Comercio, los cabildos y “personalidades de prestigios”. “Todos han tenido un parte activa para lograr este acuerdo”, se felicitó la presidenta del Consejo Escolar de Canarias.

Principios rectores y objetivos
El Pacto por la Educación fija cinco principios rectores: concepción de la educación como aprendizaje durante toda la vida; defensa de la equidad y la compensación frente a las desigualdades sociales y culturales; calidad y evaluación constante del sistema; participación de la sociedad en los centros y su gestión democrática, y educación en valores como los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la solidaridad y la democracia.

El acuerdo contiene 10 objetivos estratégicos: estabilidad del sistema educativo, abordar los problemas urgentes (fracaso escolar, tasas…), garantizar una adecuada formación del estudiantado y del profesorado; promover centros y servicios gestionados democráticamente; adaptar la formación profesional a las necesidades de Canarias; crear sendos modelos de cooperación universidad-empresa-sociedad (basado en la investigación básica y aplicada y en la innovación) y ayuntamiento-escuela; fomentar el conocimiento del patrimonio cultural y natural de Canarias; e incrementar los recursos y velar por su gestión eficaz.

En la introducción del pacto se aduce que “nos encontramos en un contexto histórico en que la educación es una responsabilidad de toda la sociedad” y que “la crisis económica y social ha traído al primer plano la importancia de la educación para el desarrollo de los países”.