X
brasil >

El Gobierno estudia castigar con hasta diez años de cárcel a quienes se cubran la cara en las manifestaciones

   

EUROPA PRESS | Brasil

El Gobierno de Brasil estudia castigar con hasta diez años de cárcel a quienes se cubran la cara en las manifestaciones con el objetivo de cometer actos de vandalismo y lesiones. Esta medida podría estar incluida en el proyecto de ley que se enviará al Congreso y en el que también se contempla, por ejemplo, el uso de balas de goma por parte de los agentes de Policía.

Un equipo de legisladores del Ministerio de Justicia estudia el Código Penal de 30 países para cerrar el proyecto final y tratar de detener la ola de violencia que se viene sucediendo en las protestas a lo largo del país, principalmente en las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro.

Los estudios del Gobierno -que recoge el diario brasileño Estadao- muestran que “el promedio de tiempo de cárcel por cometer actos ilícitos durante las manifestaciones, bajo el uso de máscaras, es de cinco años”. Sin embargo, la presidenta, Dilma Rousseff, aún no se ha manifestado al respecto.

Según recoge el citado informe, en Canadá, el manifestante enmascarado que promueve el vandalismo puede ser condenado a hasta 10 años de prisión; en Francia, la destrucción de la propiedad pública es un delito punibles con hasta 15 años de cárcel; y en doce estados de Estados Unidos se contempla la responsabilidad penal de quien participa en las protestas con el rostro cubierto.

Para evitar la polémica, la última propuesta del Ministerio de Justicia prohíbe el uso de máscaras en las protestas, pero esa regla excluye “eventos culturales, históricos y religiosos”. Por otra parte, la práctica sólo se penalizará cuando el manifestante actúe con la cara cubierta, sin permitir la identificación en un periodo de tres meses.