X

La Guardia Civil imputa a dos extranjeros por simular el hurto de sus teléfonos móviles en Fuerteventura

   

EUROPA PRESS | Puerto del Rosario

La Guardia Civil del Puesto Principal de Corralejo, en Fuerteventura, ha imputado a una persona que responde a las iniciales de M.M.M.C., y de nacionalidad extranjera, por un supuesto delito de denuncia falsa, al simular el hurto de su teléfono móvil.

Los hechos ocurrieron en enero cuando esta persona denunció la sustracción de su bolso, en el que se encontraban diferentes objetos personales y dos teléfonos móviles. Posteriormente, tras investigar, los agentes pudieron comprobar que M.M.M.C. “en realidad seguía utilizando el teléfono móvil que supuestamente le habían hurtado”.

Por ello, se le imputado a M.M.M.C., con numerosos antecedentes policiales, por un delito de denuncia falsa y de la simulación de delito, quedando a disposición del correspondiente juzgado en funciones de guardia en Puerto del Rosario, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Morro Jable imputó el 18 de febrero a una persona que responde a las iniciales D.N., y de nacionalidad extranjera, por un supuesto delito de denuncia falsa, también por haber simulado el hurto de su teléfono móvil.

En este caso, la investigación comenzó también en enero cuando D.N. informaba a la Guardia Civil que supuestamente le habían sustraído su bolso donde se hallaba su teléfono móvil y diferentes objetos personales.

Posteriormente, los agentes determinarían que esta persona había presentado una denuncia falsa para reclamar, a través del seguro contratado con una compañía de teléfonos, un nuevo terminal, por lo que se le imputó por un supuesto delito de denuncia falsa y simulación de delito, reconociendo ante los agentes los hechos.

Las diligencias han sido puestas a disposición judicial del correspondiente juzgado en funciones de guardia de Puerto del Rosario.

Este tipo de delitos pueden conllevar unas penas que, según la falsa infracción penal que se denuncie puede acarrear penas que oscilan entre multas de 3 a 6 meses, y penas de prisión de 6 meses a dos años, así como multas de 12 a 24 meses.