X
La Victoria >

Haroldo Martín: “Quiero recuperar el liderazgo de La Victoria en la comarca”

   
Haroldo Martín, alcalde de Coalición Canaria (CC) La Victoria.

Haroldo Martín (CC), alcalde de La Victoria. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | La Victoria

No corren buenos tiempos para la ingeniería financiera en los municipios de Tenerife, no obstante, algunos dirigentes buscan la fórmula de rentabilizar al máximo los mermados recursos locales. El alcalde victoriero, Haroldo Martín, saca cuentas para apuntalar la inversión y fomentar la creación directa de puestos de trabajo. Cerca de 2,5 millones ponderan esta complicada meta de retar a la crisis en una localidad que sufrió el castigo del cemento y que padece los efectos de la economía sumergida. Pese a los pasados devaneos del pacto con el Partido Popular (PP), asegura que el acuerdo llegará hasta el final en honor a “la palabra dada”.

-¿En qué situación financiera quedó el Ayuntamiento en 2013?

“La podemos considerar buena porque hemos cumplido con los parámetros establecidos y tenemos superávit y liquidez; se dispone de margen de endeudamiento, y el 2014 será un buen año en cuanto a inversiones. Continuamos con proyectos importantes como el de la Carretera Vieja. Además estamos construyendo un ensanche en Los Arroyos; ponemos en marcha las labores de techado en el campo de fútbol; el palmeral de Santo Domingo; la mejora del acceso al municipio; y el Mercadillo del Agricultor, entre otros proyectos importantes”.

-El pacto con el PP ha pasado por momentos tensos, circunstancia que ha sido evidenciada por sus socios de gobierno. ¿En qué estado se encuentra el acuerdo de gobernabilidad?

“En todos los matrimonios políticos ocurren discrepancias, y es bueno que existan, pero hay que cumplir con la palabra dada, solucionando los conflictos con diálogo. El pacto llegará a su fin y al objetivo marcado. Reconozco que he sentido la necesidad de dar un golpe encima de la mesa, pero repito que hay que cumplir con todo lo estipulado”.

-El grupo de gobierno ha destacado el logro de crear puestos de trabajo en el municipio. ¿Realidad o ficción?

“Sí, hemos obtenido metas importantes en un campo muy complicado para presumir. Estamos empeñados en dar trabajo a los vecinos de La Victoria, y en 2013 conseguimos generar 240 puestos de trabajo. La clave es apostar por el empleo social y la formación; invertimos aproximadamente 2,5 millones de euros en fomentar la empleabilidad en nuestro pueblo”.

-¿Cuándo podrá presentar el Plan General de Ordenación?

“Es una deuda pendiente, pero su tramitación es complicada y existen muchas leyes y exigencias. Las reuniones con el redactor han sido constantes y queremos hacerlo lo mejor posible. Tenemos dificultades con los asentamientos rurales, aunque nuestra intención es conseguir la aprobación inicial muy pronto”.

-La economía sumergida se ha convertido en un mal bastante extendido y La Victoria no escapa a esta situación. ¿Cómo valora dicha actividad en la localidad?

“Está claro que resta puestos de trabajo y no es lo deseable. Es conveniente aumentar esfuerzos para que las cosas se hagan de forma legal y no se explote a la parte obrera. Si se consigue, estoy seguro que se reflotarán los puestos de trabajo. Se trata de una realidad que no podemos ignorar y hay que buscar otra solución, no debemos dar una bolsa de comida, tenemos que ofrecer empleo”.

-¿Cuánto le cuesta a los ciudadanos el Gobierno de CC-PP?

“Pueden estar tranquilos porque es un grupo menos costoso para el erario público que el PSOE. Desde que accedí a la Alcaldía me bajé el sueldo de forma considerable. Para ponderar esta realidad puedo certificar que tenemos menos cargos de confianza, una secretaria para CC y otra para el PP”.

-¿Tiene La Victoria recursos y autoridad moral para llevar las riendas y capitanear la comarca de Acentejo?

“La localidad tiene que estar en primer plano. Tengo claro que quiero recuperar el liderazgo de La Victoria dentro de la comarca y en el norte de Tenerife. Como ejemplo, nos costó mucho conseguir el intercambiador del tren del norte y al final podemos decir que lo vamos a tener en el pueblo. Estamos desarrollando un proyecto en la Carretera Vieja para potenciar la zona industrial para que se puedan establecer pequeñas y medianas industrias, siendo pioneros en la comarca. El problema es que en épocas anteriores se ha vendido humo”.

-El proceso de regeneración en CC ha suscitado bastante polémica, más si cabe, con las manifestaciones de algunos hombres fuertes de su partido sobre la idoneidad de una alternativa a Paulino Rivero. ¿Alguna predilección?

“Cuando permanecemos mucho tiempo en un cargo nos acabamos desgastando. Ya se valorará quién es el candidato más idóneo, pues es algo que lo tiene que solucionar el propio partido. CC debe mucho a Paulino Rivero y es una persona con gran capacidad de trabajo; apoyaré al político que decida mi partido, sobre todo, teniendo en cuenta que los futuribles están muy bien preparados para el servicio público”.

-¿Dónde está su techo en el ámbito de las aspiraciones puramente políticas?

“El mayor privilegio es ser alcalde de este municipio. Mi objetivo es dar el máximo hasta las próximas elecciones y que sean los vecinos los que decidan; el resto de cargos lo dejo para otros porque estoy centrado en trabajar por mi pueblo”.

-Se valora mucho el acercamiento del político a la ciudadanía y el contacto directo con los problemas de la calle, amén de la lógica y necesaria labor de despacho de alcaldes y concejales. ¿Cree que CC ha perdido peso en el Norte?

“Sería engañoso no reconocerlo, dado que es claro que los nacionalistas hemos perdido en esta zona de Tenerife, ahí están los datos. No obstante, soy optimista y espero que en el tiempo que nos queda podamos recuperar ese protagonismo que hemos tenido y la gente lo perciba y entienda”.