X
tribunales >

Las heridas del acusado son autoinfligidas, según los forenses

   
juicio asesinato Las Rosas en Arona violencia de género

El acusado, ayer en el juicio. / SERGIO MÉNDEZ

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Las heridas que presenta el acusado de asesinar a su propia mujer en la vivienda 1 que compartían en el barrio de Las Rosas, dentro del término municipal de Arona, se las provocó él mismo, según entienden los forenses que declararon ayer en la tercera sesión de la vista oral que se sigue por esta causa en la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Esta declaración respalda la tesis de la Fiscalía y pone en entredicho la del acusado, de nombre Luis Domingo, quien el pasado lunes aseguró que fue la víctima, Clementina, quien le atacó con un cuchillo y que él posiblemente obró en legítima defensa.

Como recordarán los lectores, la Fiscalía concluye provisionalmente en su escrito que se trata de un delito de asesinato con alevosía en el que concurre la agravante de parentesco, por lo que solicita veinte años de prisión para Luis Domingo, así como una indemnización para sus hijos de 300.000 euros por los daños morales y perjuicios causados por esta muerte.

Veinte años

A esta solicitud se sumará hoy la acusación particular, presente en el proceso en representación de los dos hijos de la pareja y que ejerce el letrado tinerfeño Juan Carlos Hernández Gutiérrez, siempre que se confirmen los pronósticos y se entreguen las conclusiones definitivas pro las partes y el magistrado facilite al tribunal de jurado popular el llamado objeto de veredicto, que es una suerte de cuestionario que deberán responder los jurados y, a través del cual, se determinará la posible responsabilidad del acusado.