X

Human Rights Watch (HRW) lamenta que los “insultos” y las “teorías de la conspiración” hayan bastado para detener a López

   

EUROPA PRESS | Madrid

Human Rights Watch (HRW) ha condenado la detención del opositor venezolano Leopoldo López y ha lamentado que las autoridades basen las acusaciones en su contra en “insultos” y “teorías de la conspiración” sin fundamento jurídico.

El responsable de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, afirmó en un comunicado que la detención del líder de Voluntad Popular supone una “violación atroz” de “uno de los principios más básicos” de todo estado de derecho. “No puedes detener a alguien sin pruebas que le relacionen con un delito”, subrayó.

Vivanco criticó que el Gobierno “no ha proporcionado pruebas serias” sobre la implicación de López, “sólo insultos y teorías de la conspiración”. En este sentido, ve como “única causa probable” del arresto del líder de Voluntad Popular que éste sea un opositor al Ejecutivo de Nicolás Maduro.

“La comunidad internacional debería pedir la inmediata e incondicional liberación de López”, ha reclamado el responsable de HRW.