X
NACIONAL >

La infanta Cristina, ante el juez Castro

   

Decenas de periodistas la esperaban

EUROPA PRESS | Palma de Mallorca

En medio de la amplia expectación mediática y ciudadana generada en torno a los Juzgados de Via Alemania de Palma, la infanta Cristina se encuentra declarando en calidad de imputada, desde las 9.58 horas, ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, quien continúa interrogándole.

La hija del rey Juan Carlos llegó a las dependencias judiciales a las 9.45 horas, momento en el que hizo su aparición, tras descender en coche la rampa de 40 metros cuadrados que separa la calle de la puerta trasera del edificio, ante los más de 200 periodistas que aguardaban su llegada.

Sin dejar de sonreír en todo momento, la Duquesa de Palma descendió de su vehículo, un Ford Focus negro, que le ha trasladado desde el aeropuerto de Son Sant Joan hasta las dependencias judiciales. Junto a ella iba uno de sus abogados, Miguel Roca. Tras ello, la Infanta, ataviada con camisa blanca, chaqueta negra y un pantalón gris oscuro, ha recorrido los escasos metros que separaban el automóvil de la puerta de acceso al Juzgado para dirigir saludar con un “buenos días” a los cámaras y redactores congregados y, posteriormente, se ha introducido en el inmueble.

La infanta Cristina declara así más de dos años después de que su nombre apareciese en el foco de las investigaciones del caso Nóos, prácticamente desde el momento en que, a finales de 2011, la Fiscalía Anticorrupción apuntase a Aizoon -mercantil de la que la Duquesa de Palma es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarín- como una de las empresas ‘pantalla’ que integraban el entramado societario dirigido a desviar los fondos obtenidos por parte del Instituto Nóos de las Administraciones públicas.

El primero en llegar ha sido el propio Castro, quien ha aparecido en los Juzgados en torno a las siete, mientras que a partir de las nueve han comenzado a llegar algunos de los abogados asistentes en la comparecencia. Así, a las 9.10 horas ha hecho acto de presencia el letrado del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, y posteriormente el de la acusación popular Frente Cívico Somos Mayoría, Manuel Delgado; el del Duque, Mario Pascual Vives, y tres de los defensores de la Infanta, entre ellos Jesús María Silva y Jaume Riutord, quienes han afirmado que su patrocinada se encontraba “muy tranquila”.

Por su parte, los fiscales anticorrupción Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán han llegado a las 9.40 horas, cinco minutos antes de que lo hiciese la infanta.

Sin embargo, pasadas las 7.30 horas, poco después de amanecer en Palma de Mallorca, decenas de periodistas ya ocupaban la calle Pallerades, donde se sitúa la famosa cuesta que da acceso a los juzgados de instrucción.

De hecho, el barrio de la capital balear donde está ubicado el edificio judicial, estaba, a esa hora, literalmente tomado por representantes de los medios de comunicación y por la Policía, y al menos medio centenar de agentes se agolpaban en los aledaños a la entrada trasera del inmueble antes de que llegaran las 8.00 horas, momento señalado para que los periodistas pudieran acceder a la rampa siguiendo un riguroso orden fijado por los servicios de prensa del juzgado.

LEMAS A FAVOR DE CASTRO

Además, entre los centenares de personas que se concentran frente a los Juzgados, muchos de ellos se han posicionado en favor del juez Castro, llegando a corear proclamas a favor del magistrado coincidiendo con la llegada de la hija del Rey. Algunos de los lemas proferidos se referían a su persona. En uno de los momentos álgidos de la concentración, cuando la Infanta ha llegado al edificio judicial se ha podido escuchar: “Castro, amigo, el pueblo está contigo”.

Además, otros manifestantes han coreado el lema “No diga justicia, diga Castro”. Muchos de estos también portaban pancartas como ‘La justicia tiene un nombre: Castro’. Así, uno de los gritos más coreados entre los asistentes en primera fila ha sido “Castro, Castro, Castro”.