X
INMIGRACIÓN >

Interior admite que disparó bolas de goma en el agua para evitar la entrada de inmigrantes

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido en el Congreso que la Guardia Civil destacada en Ceuta disparó material antidisturbios al agua durante el intento de entrada en España de un grupo de inmigrantes en el que murieron al menos 11 personas el pasado jueves, pero ha asegurado que “no hay relación causa efecto” entre esta práctica y las muertes.

Fernández Díaz, que comparece a petición propia y a instancia de diversos grupos parlamentarios para dar cuenta de los detalles de la tragedia, ha leído el resultado del “informe exahustivo” que al respecto, le ha hecho llegar la Guardia Civil. Un relato según el cual, se disparó material antidisturbios sobre aguas españolas cuando los inmigrantes aún estaban en el lado marroquí a fin de marcar el perímetro fronterizo en el mar.

“Las acciones de contención y rechazo llevadas a cabo por la Guardia Civil lo fueron por el empleo racional de medios antidisturbios reglamentarios, siempre en aguas nacionales, por personal instruido y siguiendo los criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad, por lo que quedan enmarcados en el uso legítimo de la fuerza”, ha señalado.

En cuanto a las supuestas devoluciones en caliente de los extranjeros que alcanzaron la playa de Ceuta, Fernández Díaz ha explicado que no puede considerarse como tal porque los extranjeros no llegaron a superar el cordón que desplegaron en la orilla los agentes de la Guardia Civil, delimitando el territorio nacional ante el riesgo que supondría hacerlo en el agua. Por tanto, fueron entregados a las fuerzas marroquíes sin haber entrado en España, así que no aplica, según ha dicho, la Ley de Extranjería.