X
justicia >

Un juez argentino demora un juicio por homicidio porque un abogado no llevaba corbata

   

EUROPA PRESS | Buenos Aires

Un juez de la provincia argentina del Chubut, ubicada en la Patagonia, demoró por dos horas el comienzo de un juicio por tentativa de homicidio porque el abogado de la acusación no llevaba corbata.

El incidente ocurrió cuando el magistrado Daniel Arguiano decidió suspender una audiencia de juicio oral por tentativa de homicidio y lesiones leves porque el abogado querellante, Oscar Romero, no tenía corbata.

El juez preguntó al letrado por qué no llevaba corbata y éste respondió: “Es una cuestión de principios”. Romero no sólo ejerce la profesión como abogado particular, sino que también preside el Colegio de Abogados de Trelew, según informa Infojus.

El tribunal suspendió la audiencia tras escuchar la respuesta del abogado. “Es una falta de decoro y de respeto”, consideró el juez, quien llamó a un cuarto intermedio y abandonó el estrado. Antes de retirarse, le pidió al abogado que cumpliera con el requisito.

A las dos horas, Romero volvió a la audiencia sin corbata y acompañado de otras autoridades del Colegio Público de Abogados, quienes explicaron que no hay reglamentación local que les obligue a usar corbata en las audiencias.

Arguiano preside el tribunal oral que completan José García y Adrián Barrios. Los colegas del magistrado respaldaron su reacción y calificaron la actitud del abogado como “un desaire hacia el cuerpo colegiado”.

Los magistrados decidieron comenzar la audiencia y no perder más tiempo. Al terminar, Arguiano aclaró que elevará una queja a organismos superiores para que se tomen medidas sobre Romero.

El abogado lleva la querella de la madre de una de las víctimas, que es menor de edad. El juicio es por tentativa de homicidio y por las lesiones leves que sufrió el dueño de una agencia de autos.

Finalmente la audiencia se suspendió y pasó a otro cuarto intermedio. Uno de los imputados, Vicente Castagnoli, se ampara en un problema de salud para no comparecer. Su defensa sostiene que deben derivarlo a la Fundación Favaloro. La querella de otra de las víctimas pide que lo declaren en rebeldía y que se ordene su captura.

Para la próxima audiencia se convocó a profesionales del cuerpo médico forense para que den cuenta del estado de salud del imputado. Consideran que podría ser una excusa para dejar correr los plazos y obstaculizar el juicio. La noticia en Trelew no fue el estado de salud de Castagnoli sino la corbata de Romero.