X
economía >

Luz verde a un modelo de Cámaras más “potente”

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Proyecto de Ley Básica de Cámaras de Comercio, que fue aprobado por la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados, “permitirá el nacimiento y articulación de una potente marca institucional y comercial al servicio de las empresas que más lo necesitan: las pymes, siempre desde la profesionalidad, la transparencia y la eficacia”, según manifestó el presidente del Consejo Superior de Cámaras, Manuel Teruel.

El objetivo básico de esta norma es avalar a las Cámaras de Comercio como las principales asesoras de las empresas españolas en tareas de internacionalización, aumento de la competitividad, creación de empresas y estímulo de la formación dual. En este sentido, el presidente del Consejo subrayó que “tanto el poder legislativo como el Gobierno son conscientes de la importancia de las Cámaras de Comercio para ejercer de palancas de la recuperación y el despegue de la economía española” .

Asesoró a más de 40.000 emprendedores

De hecho, en el ámbito del emprendimiento, tan solo la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife asesoró a más de 40.000 emprendedores en los últimos años y contribuyó a la puesta en marcha de cerca de 11.000 pymes. En el área de formación, donde las Cámaras son las segundas instituciones formativas por detrás de la Universidad, el balance anual de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife es que sus aulas acogen a más de 4.000 emprendedores, profesionales, empresarios y desempleados.

Respecto al papel de la expansión de las empresas en el exterior, el trabajo de la institución de la provincia tinerfeña le ha llevado a presidir el Comité Bilateral España-Senegal, ser una de las cinco oficinas representantes del Banco Mundial que hay en España, además de contar con la vicepresidencia del Consejo Empresarial Europeo para África y el Mediterráneo (Ebcam) y liderar el primer portal de información de habla hispana sobre mercados africanos.

El nuevo proyecto de ley, que pasará directamente al Senado y en el que se han aprobado 58 enmiendas, recoge la adscripción universal a las Cámaras, es decir mantienen su carácter de corporación de derecho público y, por lo tanto, todas las empresas forman parte del censo de la Cámara.